domingo, julio 26, 2009

Cobija Congreso a Lucía Morett debate con panista estupido

El Che en la India


LAS COMISIONES COORDINADORA Y EJECUTIVA MUNICIPAL DEL PARTIDO DEL TRABAJO EN CHOLULA,

INVITAN A LOS MILITANTES Y AFILIADOS DE NUESTRO PARTIDO, A LOS COMPAÑEROS OBRADORISTAS DE LOS PARTIDOS DE LA IZQUIERDA POBLANA, A LOS CIUDADANOS DE LA RESISTENCIA CIVIL PACIFICA Y A TODOS LOS CIUDADANOS LIBRES Y CONSCIENTES AL

PRIMER ENCUENTRO DISTRITAL DE EVALUACION ELECTORAL

DONDE SE ABORDARAN LOS SIGUIENTES TEMAS:


1. EVUALUACION DE RESULTADOS DE LA COALICION "SALVEMOS A MEXICO" Y DEL PARTIDO DEL TRABAJO EN EL DISTRITO 10 DE PUEBLA, DEL PASADO 5 DE JULIO.

2. ENTREGA DE RECONOCIMIENTOS A CIUDADANOS CON PARTICIPACION DESTACADA EN EL PASADO PROCESO ELECTORAL.

3. PROXIMAS TAREAS DEL MOVIMIENTO OBRADORISTA EN NUESTRA REGION.


4. PRESENTACION DEL PLAN DE LUCHA CIUDADANO DEL PT CHOLULA PARA EL SEGUNDO SEMESTRE DE 2009.


5. INUAGURACION DEL CENTRO DE COMPUTO Y COMUNICACION DEL PT CHOLULA.


6. COMIDA.


7. CLAUSURA.



EL EVENTO SE REALIZARA EN LA CALLE 5 NORTE ENTRE 28 Y 30 PONIENTE DE SAN PEDRO CHOLULA A PARTIR DE LAS 12:00 HRS. DEL DIA DOMINGO 26 DE JULIO (O SEA HOY).

ES UN HONOR LUCHAR CON OBRADOR!!!

!!NO FALTEN!!


A SEGUIR LUCHANDO, LUCHANDO Y LUCHANDO...


DESPUES DE CONCLUIDOS LOS PROCESOS ELECTORALES, NO NOS PODEMOS CRUZAR DE BRAZOS A ESPERAR QUE LOS DIRIGENTES BUROCRATAS, SE DUERMAN EN SUS LAURELES Y NOS VUELVAN A LLAMAR HASTA EL SIGUIENTE PROCESO ELECTORAL,

LA LUCHA CIUDADANA NO PUEDE ESPERAR,

LAS DEMANDAS DE LA GENTE UN CAUCE TIENEN QUE ENCONTRAR,

TENEMOS QUE CUMPLIR LOS COMPROMISOS DE LUCHA HECHOS A LA CIUDADANIA EN LA CAMPAÑA ELECTORAL PASADA DE LUCHAR, LUCHAR Y LUCHAR

Y SEGUIR FORTALECIENDO NUESTRO DIGNO MOVIMIENTO OBRADORISTA,

LLAMAR E INTEGRAR A ÉSTE A LOS CIUDADANOS QUE SE INTEGRARON Y QUE NOS APOYARON!!!

___________________________________________________________________________________________________

El PRD hoy. La Corte de los Milagros

Arnaldo Córdova

http://1.bp.blogspot.com/_smc1nmq8GZc/R3NVNgGVAHI/AAAAAAAAATM/S8h-2F3q1yA/s1600/nalga.jpg

Entre bandidos, como es bien sabido, siempre hay negociaciones y acuerdos, hasta tratos de caballeros, todo lo cual se garantiza con pactos de sangre, lo que puede llevar a la pérdida de la vida si no se cumple. Pero hay algo que los caracteriza y es que siempre gana el más fuerte, incluso si el más débil es el más afortunado. Eso lleva a que raramente esos acuerdos se cumplan o sólo haya un mero trámite de cortesía o, dicho de otro modo, que desde el principio se sepa cuál será el resultado de la negociación. La mafia italo-estadunidense agregó un condimento que justifica todas las atrocidades que se puedan cometer en esa relación entre bandidos: sólo se trata de negocios (it’s only business).

Las negociaciones entre los integrantes de las cúpulas partidistas tienen casi todas esas características y se parecen mucho a las que se dan entre bandidos. Las que se han venido dando entre perredistas luego de la debacle electoral no son una excepción. Por lo general, se trata de derrotados que buscan escapar a la ignominia de ser los responsables del desastre o de oportunistas y logreros que intentan recuperar antiguas posiciones y presentarse como salvadores del partido o, también, quienes de verdad quieren cambiar ese establo de Augías que es el PRD.

Los chuchos están en el primer caso, Cuauhtémoc Cárdenas en el segundo y grupos que ligaron su suerte al movimiento cívico, porque estuvieron a punto de ser devorados por los primeros en una sucia lucha interna partidista, en el tercer caso. Los chuchos saben muy bien que a ellos se debe la derrota y, ya que no tienen ahora a quien culpar de sus errores, buscan una reconciliación que todo mundo sabe que será imposible si ellos mismos no renuncian a sus cargos.

Ortega y sus seguidores saben también que no tienen defensa. Ahora andan muy humildes y hasta inventan mil y una formas de dar salida a los conflictos internos que ellos crearon, como esa idiotez que perdona violaciones a los documentos internos declarando a los insurrectos automáticamente fuera del partido, pero con opción a que se reincorporen sin problemas o, asimismo, aquella de declarar una amnistía general.

Todo con tal de reconstruir una unidad que es imposible sin pagar errores. Ninguno de sus oponentes pide menos que sus cabezas como condición para recomponer las cosas y con toda razón. Frente a ellos, empero, están quienes, como Arce, Círigo, Acosta Naranjo y otros despistados, claman venganza contra López Obrador y sus asociados. Los chuchos mayores no están para esos arreglos draconianos de cuentas.

El caso de Cárdenas es de verdad patético. En un culebrón demagógico y desvergonzado que manda de nuevo a los militantes del PRD y en el cual pide que se aplique el estatuto, primero, para exigir la cabeza de López Obrador y sus seguidores, aunque le falta valor para pedirlo con todas las letras y, luego, sin que recuerde para ello el mencionado estatuto, vuelve a exigir que renuncien el presidente del partido, el comité ejecutivo (así lo dice) y los integrantes de todas las comisiones y órganos de dirección y representación, ¡quién lo creyera!, ante un órgano tan espurio como los anteriores que es el Consejo Nacional.

Cárdenas, para ello, se pasa por el arco del triunfo ese estatuto que él invoca, porque éste no señala en ningún caso semejante tontería. A renglón seguido, propone realizar las necesarias sustituciones sin que diga en qué norma estatutaria debería fundarse esa demencial operación. Está claro que lo que propone es que se le designe a él algo así como comisario para poner orden en ese partido que es en todo y por todo hechura suya. Él fue el verdadero hacedor de esas tribus y esas corrientes que ahora acusa de violar la legalidad interna del partido.

Él fue quien dividió a los perredistas en bandas obsecuentes a su persona para que cada una hiciera su agosto con los favores tan personales del líder moral. Él ahora tiene pocos seguidores en el PRD, entre ellos El Güero González Garza, hechura suya y por lo cual fue elegido coordinador de la bancada perredista en la actual legislatura de la Cámara de Diputados y se ha echado a hacerle segunda a su patrón.

Claro, también tiene su feudo en Michoacán; pero hay que recordar cómo lo hizo y lo consolidó después de la fundación del PRD: primero, dejó que los perredistas michoacanos hicieran su trabajo y constituyeran su propio liderazgo, que encarnó Cristóbal Arias; luego, cuando Arias quiso obrar por su cuenta, el líder lo combatió, bombardeándolo desde dentro del PRD y utilizando para ello a Robles Garnica, su segundo, y a sus hijos, y acabó con su carrera política. Desde entonces no hay quien le dispute a Cárdenas la hegemonía en aquel estado.

Hay, finalmente, muchos candidatos y miembros del PRD que le jugaron las contras a ese partido. Hay que recordar el resultado de las pésimas alianzas de los chuchos a los que les renunciaron sus candidatos a gobernadores o a diputados, en plena campaña, para unirse al PAN o al PRI. No es el caso de los lopezobradoristas que hicieron honor a la alianza histórica del PRD con el PT y Convergencia, a los cuales ellos y Cárdenas tratan despectivamente como si fueran extraños o enemigos. Alegar en su caso los estatutos también está fuera de lugar. Esos documentos imponen respeto y fidelidad a las alianzas.

Lo ocurrido en Iztapalapa y que Arce y los suyos denuncian como traición fue obra de perredistas, no sólo de López Obrador, y buscó revertir un fallo ilegal y anticonstitucional del TEPJF. En todo caso, se ve muy difícil que Cárdenas y los chuchos se atrevan a ir más allá en su pequeña noche de cuchillos largos contra el líder del movimiento cívico y una muy buena porción del perredismo que no está dispuesta a ser nuevamente atropellada y excluida.

Si de verdad se quiere una refundación del PRD, ésta tendrá que hacerse con todos, pero en asambleas deliberativas en las que todos de verdad digan lo que piensan y lo que quieren y se pongan de acuerdo en cuáles son los principios por los cuales deben luchar, como cuando fundamos el PRD.

http://1.bp.blogspot.com/_DHm1Ga1Ms8I/SYxcHXMtPaI/AAAAAAAABzU/GOOx5lyZ3qA/s400/rataCHUCHOS.jpg

_______________________________________________________________________________________-

Las irregularidades en la institución deben ser mayores a lo que se teme, conjetura

AN maniobra para ocultar la corrupción en el Seguro Social, denuncia diputado
http://i2.esmas.com/2009/06/06/53533/incendio-en-guarderia-300x350.jpg

Juan Guerra exige al titular de Gobernación dejar de obstaculizar comparecencias de secretarios

Andrea Becerril

La corrupción en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debe ser muy superior a lo que se teme, ya que desde el partido en el gobierno se hace todo lo posible por evitar una nueva comparecencia del titular de ese organismo, Daniel Karam, ante la Comisión Permanente, advirtió el diputado perredista Juan Guerra.

Recordó que el martes pasado no se pudo llevar a cabo la comparecencia de la comisionada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero, ante la primera comisión de la Permanente, ya que un legislador del Partido Acción Nacional (PAN) –el senador Rodolfo Dorador Pérez Gavilán– rompió el quórum para evitar que se votara citar a reunión a Karam, con el fin de tratar el caso del contrato de más de 3 mil millones de pesos otorgado a la empresa extranjera Tata Consultancy, para servicio de computación en el Seguro Social.

Es un asunto que los legisladores del PAN no quieren que se discuta públicamente, tal vez porque puede ser el hilo de la madeja en torno al tráfico de influencias y corruptelas en el IMSS, en el que estarían involucrados familiares de la esposa de Felipe Calderón, Margarita Zavala, agregó el perredista.

Resaltó que ese contrato a una empresa con antecentes negativos en otros países lo firmó el entonces director del Seguro Social, Juan Molinar Horcasitas, y como responsable de la contratación aparece Carlos Castañeda Gómez del Campo, primo de Zavala.

Es un personaje con un puesto clave, ya que es subdirector de innovación y desarrollo tecnológico del IMSS, agregó, y subrayó que es un asunto que se debe esclarecer, ya que el instituto pagó ya más de mil millones a esa empresa, recursos que hacen más falta en otros servicios, como el de guarderías.

Guerra señaló que por lo molesto del tema para los panistas, el punto de acuerdo sobre Tata Consultancy tardó más de un mes en presentarse en la Permanente, y ni siquiera ante el pleno, ya que fue turnado a comisiones.

https://www.elfinanciero.com.mx/ElFinanciero/Portal/Images/Nacional/20090606-incendio3.jpg

Confió en que el martes próximo los panistas no rompan el quórum y se pueda citar a comparecer al director del IMSS.

Recordó que el mes pasado, durante una de las sesiones de la Permanente, reclamó al panista Gustavo Madero las tácticas dilatorias para llamar a comparecer a Karam en relación con el accidente en la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, y la lista de dueños de la estancias infantiles subrogadas por el instituto.

El legislador perredista advirtió que el próximo miércoles insistirá en el tema y demandará que el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, deje de obstaculizar el trabajo del Legislativo, al retrasar la fecha de comparecencia de funcionarios, entre ellos los titulares de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, citado para el próximo martes 28; de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas, convocado para el 4 de agosto, y de Agricultura, Alberto Cárdenas, llamado a presentarse ante la Permanente el 14 de agosto.

http://www.ultra.com.mx/ultra2/images/stories/nacionales/accidentes/Guarderia-Hermosillo-incendio.jpg

________________________________________________________________________________________________

Rafael Alegría: las raíces de la resistencia hondureña
Luis Hernández Navarro
Foto
Óscar Arias (derecha), presidente de Costa Rica, conversa con Rafael Alegría (al centro de la imagen), representante del mandatario constitucional de Honduras, y Carlos López, líder en las negociaciones con los enviados del gobierno de facto hondureñoFoto Reuters

A pesar de contar con medidas cautelares de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ayer la policía nacional de Honduras capturó al dirigente campesino Rafael Alegría. De inmediato lo trasladó a la posta policial de Danlí, en el barrio El Calvario. Pasadas las 8 de la noche, después de seis horas de estar en la cárcel, fue liberado.

Me metieron a la celda con 45 compañeros detenidos (desde más temprano) por la misma causa. Habíamos irrespetado el toque de queda, pero les dije que (esa medida) era ilegal y que no podíamos aceptar eso, manifestó el dirigente.

Su detención no fue un hecho azaroso. Los golpistas buscan desarticular el movimiento social hondureño. Rafael Alegría es un dirigente clave de la resistencia popular contra el golpe de Estado. Incorruptible e inclaudicable, desempeñó un papel central en la incorporación de su país a la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba).

Ampliamente conocido por el movimiento popular de su país, querido y respetado en el movimiento campesino internacional, cuenta además con el aprecio y el reconocimiento de los presidentes Manuel Mel Zelaya y Hugo Chávez. En diversos momentos desempeñó el papel de diplomático ciudadano y emisario informal entre ambos. Tanto así que desde el pasado 28 de junio ambos mandatarios se comunican regularmente con Alegría. Aún antes del golpe de Estado sus detractores lo acusaban de ser el hombre más cercano al gobierno de Manuel Zelaya, a grado tal que hasta desempeña el papel de vocero del gobierno de Honduras ante el Alba.

Alegría es hijo de campesinos que migraron a Olancho buscando tierra. Fue educado por la Iglesia católica. A los 13 años se incorporó a escuelas radiofónicas, iniciativa pedagógica destinada a jóvenes y adultos de zonas rurales que quieren cursar la primaria. A los 17 ya era un activista campesino de tiempo completo. Participó activamente en la construcción de organizaciones campesinas y tomas de tierras. En 1992, en el marco de una jornada de protestas contra la Ley de Movilización Agrícola, fue nombrado secretario general de la Comisión Coordinadora de Organizaciones Campesinas de Honduras (Cococh).

Rafael Alegría siguió estudiando mientras se desempeñaba como representante campesino. Con el apoyo de una beca de la fundación religiosa alemana Pan para el mundo terminó la carrera de derecho. Actualmente tiene 56 años. En 1992 participó en la fundación del Partido Unificación Democrática, agrupación en la que se coordina buena parte de la izquierda hondureña.

Honduras, escribió hace más de 30 años Gregorio Selzer, fue el portaviones estadunidense en América Central. Mientras en Guatemala, Nicaragua y El Salvador se libraban guerras de liberación nacional, ese país se convirtió en retaguardia de la contrarrevolución en el istmo. Como parte de la doctrina de seguridad nacional, una generación de revolucionarios hondureños fue exterminada tras una ola de asesinatos y desapariciones forzosas aplicada por el general Álvarez Martínez. Después de los Acuerdos de Esquipulas II, en agosto de 1987, se abrió un proceso de democratización elitista, en el que, no obstante, afloró un vigoroso movimiento popular. Años más tarde ese movimiento jugó un rol fundamental en la conversión del presidente Manuel Zelaya.

Pero más allá de su actuación en la política hondureña, Alegría ha tenido un papel fundamental en la construcción del movimiento campesino internacional y en las protestas contra la globalización neoliberal. De la misma manera en que hoy encabeza la resistencia contra el gobierno de facto, en otras ocasiones ha estado en la primera línea de jornadas de lucha, sea contra la Organización Mundial del Comercio en Hong Kong o Cancún, o en los diversos encuentros del Foro Social Mundial en Porto Alegre o Bombay.

Él es, simultáneamente, hondureño y ciudadano del mundo; patriota e internacionalista. Es un representante del nuevo movimiento social que sustenta y nutre el proyecto continental de transformación bolivariano. Compañero y amigo de figuras como Evo Morales o Joao Pedro Stedilé, fue, durante varios años, responsable del secretariado internacional de Vía Campesina. Prácticamente sin recursos, sostuvo las oficinas de su secretariado operativo en Tegucigalpa.

Defensor de la agricultura campesina, es crítico implacable del neoliberalismo y del papel que ha desempeñado en la agricultura. “Al gran capital –sostiene– lo único que le interesa son los negocios, nada más negocios. No le interesan los alimentos ni si el pueblo consume y puede acceder al alimento”.

Según él, los altísimos precios que en los últimos años están sufriendo productos como el maíz, el frijol, la soya y los de consumo popular se deben a una gran especulación del capital, de las compañías trasnacionales que controlan los mercados. Y al abandono desde hace más de 20 años de políticas públicas agrícolas que impuso el modelo neoliberal, que destruyó la economía campesina y desarticuló los sistemas financieros. Los estados se desentendieron de la agricultura y prácticamente hubo una desarticulación total de la mediana y pequeña agricultura. Ahora se están viviendo las consecuencias de que los pequeños y medianos agricultores fueron abandonados y sustituidos por empresas trasnacionales.

Durante 28 días consecutivos, miles y miles de personas se han mantenido en lucha por el retorno de la democracia y del presidente legítimo Manuel Zelaya. Han puesto en riesgo su vida, libertad y bienes. Junto a ellas se encuentran dirigentes como Rafael Alegría. Para entender lo que sucede hoy en Honduras hay que ver a ese pueblo y a esos líderes. Es en ellos donde se encuentran las raíces de la resistencia al golpe.

________________________________________________________________________________________________

Grupo de notables de dicha corriente desestima errores de la dirigencia nacional del sol azteca

Culpan en Nueva Izquierda a López Obrador de la derrota del PRD el 5 de julio
http://xs941.xs.to/xs941/09282/chuchos_asi661.jpg

El radicalismo del tabasqueño y las pugnas internas alejaron a los simpatizantes, argumentan

Foto
Militantes del Partido de la Revolución Democrática se reunieron en el Club de Periodistas durante el foro El partido que necesitamos ante la crisis y las elecciones. En el presidium, Jorge Calderón, Max Correa y Erik VillanuevaFoto La Jornada
Roberto Garduño

Tras la derrota en las urnas el pasado cinco de julio, dentro del grupo que domina la dirección nacional del PRD crece la percepción de que la caída estrepitosa en las preferencias electorales obedeció al radicalismo del movimiento encabezado por Andrés Manuel López Obrador y a la imposición de los intereses de las corrientes en pugna, que en 2008 se liaron en una confrontación insalvable cuyo resultado fue el alejamiento de los simpatizantes del partido del sol azteca.

Sin grandes argumentos para festejar la segunda década de vida de ese partido, un grupo de notables ligados de distinta forma a Nueva Izquierda (NI), corriente que, en medio de la controversia, se hizo del poder en la dirección perredista y hoy manifiesta rasgos de debilidad ante el embate de sus adversarios, se reunieron en un encuentro llamado El partido que necesitamos ante la crisis y las elecciones.

Erik Villanueva Mukul y Camilo Valenzuela, quienes han encabezado el Consejo Nacional del PRD, a propuesta y con el respaldo de Nueva Izquierda, convocaron a personajes afines, mientras brillaron por su ausencia quienes representan al bloque conocido como Izquierda Unida, uno de los bastiones de respaldo a Andrés Manuel López Obrador.

Para Jorge Calderón, presidente del Instituto de Estudios de la Revolución Democrática, la debacle perredista se fundamentó en factores internos, como la confrontación y división, y externos, como el reposicionamiento del PRI y la guerra sucia del PAN.

Sin reparar en la responsabilidad de la actual dirigencia en el proceso de derrota, Calderón prefirió abordar su explicación desde la subjetividad, sin aportar más nombres de responsables de la debacle que el de López Obrador. Es indispensable reflexionar sobre un factor estructural: la grave crisis ética que sufre el PRD, derivada de la falta de observancia de las normas éticas dirigidas al ejercicio democrático de la política, basadas en los principios de honestidad, equidad, tolerancia, legalidad, respeto por la diferencia y lealtad partidaria.

Antes, el integrante de la dirección perredista emitió una tenue crítica al contenido de la campaña mediática de su partido, pero endureció el tono al referirse al curso radical que tomaron las acciones del movimiento liderado por López Obrador desde el año 2006.

Los resultados del proceso electoral de 2009 son la continuación lógica de la confrontación del proceso de radicalización de la corriente encabezada por López Obrador tras las elecciones presidenciales de 2006. Después de haber obtenido su máxima votación histórica, esta radicalización polarizó en extremo al PRD, el cual perdió el frágil equilibrio que lo mantenía razonablemente cohesionado desde su fundación.

Para Erik Villanueva Mukul, el desplome de su partido ocurrió, principalmente, por las siguientes circunstancias: la participación de perredistas en otros partidos y por dirigentes llamando a votar por otros institutos políticos; acontecimientos de supuesta o real vinculación de autoridades y miembros del PRD con el narcotráfico y el crimen organizado, y los tristes y lamentables sucesos de Iztapalapa.

Con resignación, aceptó que si las corrientes, los caudillos y los poderes fácticos del PRD anteponen, de nueva cuenta, sus intereses sobre el conjunto del partido, quedará cancelada la posibilidad de entrar en la contienda electoral en 2012:

Después de las elecciones el PRD ha continuado con sus pugnas internas, y sin las acciones adecuadas para recomponerse y prepararse para las elecciones estatales que siguen el año próximo, y las presidenciales del 2012. La falta de actuación apegada a los estatutos, privilegiando el acuerdo político entre corrientes, mantiene al PRD sin la posibilidad de empezar a reposicionarse ante la sociedad. Por el contrario, se corre el peligro de repetir el mismo escenario vivido en las elecciones pasadas.

Con una postura beligerante, Max Correa trató de aparentar equilibrio al considerar que con el actual PRD simpatiza, pero no está de acuerdo. Y con prontitud la emprendió contra el PT y Convergencia –partidos que se sumaron al proyecto de López Obrador– al asumir que, “si el PRD está mal, el PT y Convergencia dicen quítate que ahí te voy… ¿deberíamos aceptar ser súbditos (sic) del dueño del PT? Cuando el PT fue creado por Raúl Salinas de Gortari, y cuando Adolfo Orive, empleado de Carlos Salinas, ahora convive con Andrés Manuel López Obrador”.

Y en esas en las que López Obrador es el responsable de todos los males de la izquierda orgánica, Correa siguió con su crítica abierta hacia él: Les voy a contar lo de Chiapas, resulta que a Andrés Manuel se le ocurrió proponer como candidato a gobernador de Chiapas (a Juan Sabines) pensando que iba a aplicar una ideología de izquierda y hoy hay un gran desencanto; ¡está comprobado, compañeros!

http://www.militante.org/files/Elecciones3_t.jpg

______________________________________________________________________________________

Duda desde el poder

Hernández


_____________________________________________________________________________________

Hallan el cadáver de un manifestante arrestado por agentes del gobierno de facto

Zelaya instala campamento en la frontera Honduras-Nicaragua

Rafael Alegría, uno de los dirigentes de la resistencia, fue aprehendido por la policía

Una misión de congresistas de Estados Unidos se reunió en Tegucigalpa con Micheletti

Foto
Manuel Zelaya (derecha), mandatario hondureño, acompañado por Nicolás Maduro, ministro de Exteriores de Venezuela, desmintió que vaya a viajar el próximo martes a Estados UnidosFoto Ap

Arturo Cano
Enviado

Danlí, Honduras, 25 de julio. Megáfono en mano, el presidente Manuel Zelaya Rosales se acerca de nuevo a la frontera para confirmar, como se adelantó en este diario, que establece su cabeza de playa en este punto hasta que su familia y seguidores se reúnan con él: Hoy vamos a poner aquí campamentos, con agua y comida, y aquí vamos a estar en la tarde, hoy en la noche, mañana en la mañana.

A unos 12 kilómetros, en el Desvío Alauca, acaban de encontrar el cadáver de Pedro Magdiel Muñoz, joven de 23 años, vecino de una colonia popular de Tegucigalpa, quien, según los zelayistas, participaba en las protestas frente al retén militar, aproximadamente a medio kilómetro de donde fue hallado su cuerpo, con huellas de tortura y 42 heridas de arma blanca.

Al mediodía Zelaya también informa de la detención de Rafael Alegría, uno de los más importantes dirigentes de la resistencia, y exige su libertad.

Estos dos hechos marcan una jornada en la cual la estrategia de los golpistas parece dar los frutos por ellos esperados. A lo largo del día, en un retén tras otro y en Radio Globo, donde los zelayistas obtienen información desde hace casi un mes, se multiplican las versiones de otros asesinatos, de heridos, de más detenidos, al tiempo que el gobierno de facto anuncia la ampliación del toque de queda en toda la región fronteriza con Nicaragua, para sumar 42 horas continuas.

Por aquí anda el médico que te puede documentar cinco muertos, dice Carlos H. Reyes, líder sindical y candidato a la presidencia, en uno de los muchos retenes que hacen imposible para los zelayistas llegar al cruce fronterizo de Las Manos.

No todo se queda en información sin confirmar. En la posta de la Policía Nacional número siete, en Danlí, al menos 45 personas están hacinadas en una celda estrecha, entre ellas el líder de Vía Campesina, Rafael Alegría, a quien se acusa de aproximarse de más a la frontera y hacerse pasar por periodista. Pero con él hay hombres, mujeres y al menos ocho menores de edad, algunos detenidos la noche anterior. Las mujeres, muchas integrantes de una organización indígena, se quejan de que las tienen ahí sin alimentos ni agua, además de que ni siquiera les permiten ir al baño.

Al llegar los primeros periodistas extranjeros y un grupo de defensores de los derechos humanos, los oficiales a cargo niegan que Alegría se encuentre ahí. Pero un par de mujeres frente a la posta policial dice lo contrario. Un grupo de periodistas logra colarse y confirma que ahí se encuentra el dirigente, quien es finalmente liberado luego de que entran a verlo Juan Almendares, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, y un abogado.

Aunque todos los detenidos están ahí por violar el toque de queda, según informa el comisionado Jorge Cerrato, en las calles de Danlí se diría que no pasa nada, porque mucha gente anda por las calles. Sería prácticamente imposible arrestarlos a todos, justifica el oficial Cerrato. De modo que sólo se detiene a quienes participan o se acercan a las protestas.

Hoy detuvieron al primer dirigente. Pero ellos dicen tener órdenes de aprehensión contra muchos de nosotros, afirma Eulogio Chávez, presidente del sindicato de maestros de educación media, en el último jalón de su protesta semanal, porque los mentores han decidido dar clases de lunes a miércoles y participar en la resistencia de jueves a domingo.

El avión de Romeo

En El Paraíso, punto más cercano a la frontera, los zelayistas confirman 22 detenidos. Uno de ellos fue el joven Magdiel Muñoz, quien según sus compañeros fue aprehendido el viernes, cerca del retén del Ejército, cuyo cuerpo aparece esta mañana. En un principio, oficiales de la policía aseguran que el joven fue detenido por fumar mariguana. Luego afirman que el fumador fue otro ciudadano, liberado la mañana del sábado

Cuando sacan el cuerpo del joven, los manifestantes forman una valla lúgubre que contrasta con la algarabía del día anterior, cuando todo fue una fiesta luego de que Zelaya puso un pie en su país.

Nunca vamos a aceptar un presidente nombrado por los militares, nunca uno nombrado por la Suprema Corte. En Honduras al presidente lo nombra el pueblo, expresa Zelaya desde la frontera, pero no logra levantar el entusiasmo del día anterior.

El asesinato del muchacho, las detenciones y la incomunicación hacen estragos. Las provisiones de los hogares cercanos a los retenes hace rato se agotaron, y los partidarios de Zelaya no pueden recibir agua ni alimentos porque los múltiples retenes lo hacen imposible.

El grueso de los manifestantes se concentra en cuatro puntos que a lo largo del día se van vaciando, sea porque el hambre regresa a la gente a Tegucigalpa o porque decide emprender la difícil caminata.

En uno de esos puntos, El Arenal, permanece buena parte del día la familia de Manuel Zelaya. Ahí les llega el ofrecimiento del general Romeo Vázquez, autor del golpe de Estado, de proporcionarles un avión para que vayan a Nicaragua o al destino que prefieran. Sabemos que no hay necesidad de arriesgarse cuando la podemos mandar vía aérea, subraya el general a CNN. Xiomara Castro se entera bajo la sombra de un árbol, a unos pasos de las filas de policías y soldados que le han impedido el paso durante 24 horas. Y califica la oferta de intento de expulsarla del país, como hicieron con su marido.

La familia y los seguidores de Zelaya no son los únicos en padecer el prolongado toque de queda. Miles de pobladores de la región se ven obligados a caminar distancias enormes. Los empresarios se quejan porque tuvieron que cerrar sus fábricas de puros y sus beneficios de café. En el retén de La Crucita, una mujer llora desconsolada porque no podrá llegar al entierro de su padre en El Paraíso.

No a Washington

A lo largo del día, las cadenas radiales favorables al golpe informan, con un tono de respiro, que Zelaya los dejará descansar porque ha sido citado en Washington por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para el próximo martes.

Pero en una de las dos ocasiones que se acerca este día al punto fronterizo a saludar a sus simpatizantes, Zelaya afirma que no irá a Estados Unidos: Si alguien quiere hablar conmigo, que venga a Ocotal.

El presidente vuelve a quejarse de las muy débiles sanciones internacionales que mantienen en el poder a los golpistas, pero también avisa que no cruzará la frontera: No queremos ir a confrontar directamente a los grupos armados con el fin de que se haga un masacre. Ustedes saben que si me acerco y ellos me quieren capturar, la gente me va a defender y se va a armar una masacre.

El gobierno de la paz, del presidente de facto Roberto Micheletti, le hace saber que no anda tan errado. A través de una columna del diario El Heraldo, que busca ser jocosa, advierte: “La loca del pueblo dice que Mel (sobrenombre de Zelaya) tiene las horas contadas, porque si opone resistencia al arresto, será sometido por las fuerzas de seguridad y no precisamente con balas de goma”.

En mensaje a la nación, el presidente de facto, Roberto Micheletti, afirma que quien ha puesto en riesgo las vidas de hondureños es Zelaya.

Estamos evitando que se derrame sangre hondureña, añade, al tiempo que felicita a la policía y al ejército por sus actuaciones en estos días y advierte: No permitiremos que estos abusos continúen, en referencia al circo de televisión de Zelaya en la frontera.

Micheletti machaca con que de atreverse a entrar al país, Zelaya será detenido, Eso sí, dice, por la policía y no por el ejército, porque así lo manda la Constitución, asegura Micheletti, quien olvida por un minuto que el 28 de junio pasado el presidente Manuel Zelaya fue detenido por el ejército.

En ese mismo ángulo dialogante, los autores del golpe de Estado celebran que el mundo comience a comprenderlos. He sentido que ahora están analizando el tema de una forma más madura y balanceando la situación, comenta a la prensa local el ex presidente Ricardo Maduro, quien también ofrece la salida de un tercer hombre en el Ejecutivo para salir de la crisis política.

Entre quienes no requerían mucho para madurar están los senadores estadunidenses republicanos, Tom Dime y Brian Bilbray, quienes son recibidos hoy en la Casa Presidencial, con el mismo bombo y platillo que Roberto Micheletti recibió hace unos días a Alejandro Peña Esclusa, un venezolano que dirige la organización continental UnoAmérica y que lo mismo es antichavista furibundo que enemigo de la oposición en su país, a la que considera estúpida por creer que Hugo Chávez puede dejar el poder de modo democrático (es decir, con elecciones).

Peña Esclusa fue recibido hace unos días por Micheletti cual dignatario internacional, y en los primeros días del golpe su imagen fue ampliamente difundida en la televisión hondureña, mediante un extenso espot que hacía un recuento de todos los males del chavismo.

Demonio de los golpistas, como él se califica, el presidente venezolano es también blanco de los dardos del cardenal Óscar Andrés Rodríguez (a quien Chávez también ataca con singular alegría).

Hoy la prensa hondureña recoge declaraciones del cardenal, quien lamenta que Manuel Zelaya haya pasado de ser un chico limpio y muy bueno que pintaba para cura a un instrumento de Chávez, por quien decidió aplicar una estrategia basada en el odio de clases.

Pero esta misma noche la aparente uniformidad de la jerarquía católica hondureña deja de serlo.

Alfonso Santos, obispo en el occidental departamento de Santa Rosa de Copán, admite en Radio Globo: Sí fue un golpe de Estado. Luego se lanza, desde una transmisión en un templo, contra los medios que sólo presentan la visión de los ricos. Y para completar le manda un mensaje a Manuel Zelaya: Le animo para que no venga a menos que levante el ánimo, porque los beneficios que él trajo a la gente pobre, Dios se los va a recompensar.


Hace cincuenta años, el movimiento ferrocarrilero encabezado por Demetrio Vallejo y Valentín Campa fue víctima de una cruenta represión perpetrada por “un Estado corporativo como era el Estado priísta”. En esa misma línea, durante el muy lamentable sexenio de Ernesto Zedillo los ferrocarriles de este país fueron privatizados. Hoy, el sindicalismo mexicano le da la espalda a su antiguo prestigio con personajes como Elba Esther Gordillo y Carlos A. Romero Deschamps. El texto de Agustín Escobar que publicamos busca “recuperar la memoria histórica” y conmemora uno de los movimientos sociales más trascendentes de nuestra historia contemporánea. El número se completa con un cuento del premio Nobel de Literatura 2008, J.M.G. Le Clézio, una entrevista con el autor español Juan Goytisolo y un texto a la memoria de Ricardo Garibay, a diez años de su fallecimiento.

50 aniversario del movimiento ferrocarrilero

Agustín Escobar Ledesma

En marzo de este año se cumplió el 50 aniversario de la represión al movimiento ferrocarrilero encabezado por Demetrio Vallejo (1910-1985), trascendental suceso en la lucha por la democracia sindical. Para recuperar la memoria histórica de la huelga del gremio ferrocarrilero, realicé una serie de entrevistas a diversos actores sociales que participaron en aquel movimiento rielero, para el programa La flor del corazón. Voz de nuestra comunidad, que se transmite los sábados por Radio Universidad Autónoma de Querétaro.

Uno de los testimonios pertenece a Hugo Gutiérrez Vega, quien recuerda y describe al entrañable líder ferrocarrilero: “Demetrio Vallejo era un hombre sencillísimo; era un hombre de pueblo, un obrero, tenía facilidad de palabra, pero no pretendía utilizar palabras complicadas, hablaba con palabras llanas, lo entendían perfectamente sus compañeros, bondadosísimo y de un valor a toda prueba, sin hacer alarde de ese valor, con ideas clarísimas de lo que quería. Yo lo ubicaría en una izquierda democrática, porque su proyecto era democratizador del sindicato, pero su posición era obviamente de izquierda.”

ESQUIROLES INCUBADOS


Fundación del Sindicato Ferrocarrilero, STFRM, 1933. Foto: ciudadanosenred.com.mx

En los sectores populares Demetrio Vallejo es recordado con admiración y cariño, sobre todo por los ferrocarrileros que participaron en aquella histórica huelga. Sin embargo, en una sociedad conservadora como la queretana, el movimiento encontró resistencias que incluso hoy en día se manifiestan. Por ejemplo, un jubilado que se desempeñó como empleado de confianza durante la huelga, apenas escuchó el nombre de Demetrio Vallejo se santiguó, se puso lívido, se exaltó y levantó el tono de voz para decir que era un tema del que ni valía la pena hablar. Amenazó con llamar a Radio uaq para que censuraran el programa de los ferrocarrileros.

Otro caso es el de un esquirol que dejó su testimonio en un exvoto fechado en 1927, año que coincide con la huelga de los rieleros pertenecientes a la Unión Mexicana de Mecánicos. Es muy probable que el trabajador perteneciera a la crom , porque, en aquella época, según el investigador Marcelo n . Rodea, esta central obrera era una ‘incubadora de esquiroles'.

En el exvoto, que se encuentra en el Museo de los Milagros situado en el semidesértico municipio de Colón, Querétaro, el esquirol agradece la intercesión divina por haberlo librado de los huelguistas que lo atacaron. La representación plástica del exvoto, ofrendado por Juan Esquivel a . a la Virgen de los Dolores de Soriano, ubica en primer plano un vagón y a un lado, entre nubes, la imagen de la Dolorosa. Debajo se ve a un hombre tirado entre las vías con la cabeza sangrante. En la parte inferior de la pinturita, el texto es por demás revelador: “Habiendo tenido que hir a trabajar al edo. de Veracruz, fui atacado por un grupo de huelguistas siendo atravesado de la cabeza habiendo sanado dedico el presente a Ntra. Sra. de los Dolores de Soriano por haberme sanado de tan grave peligro.” El exvoto está fechado el 20 de marzo de 1927 en la ciudad de Querétaro (cabe señalar que la chirriante sintaxis y la deplorable ortografía son responsabilidad del esquirol y la Secretaría de Educación Pública).

LOS MASS MEDIA




Represión político-militar y ocupación militar de oficinas de los ferrocarrileros
AGN, Colección Fotográfica de la Presidencia de la República

L os periódicos de la época descalificaban peyorativamente a Demetrio Vallejo con el alias de el Charro rojo. La prensa, vendida, como siempre, además tachaba a los huelguistas de comunistoides, agiotistas y gángsteres; se daba vuelo llamándolos “resentidos por causas que no se han revelado” y, en el colmo de la manipulación mediática, los hacía pasar como “dueños de edificios, camionetas y cadillacs”.

Por supuesto que estamos hablando de una época en la que el estado era gobernado por Juan Crisóstomo Gorráez Maldonado, el macartismo estaba en su máximo esplendor y la cacería de brujas había aumentado sustancialmente, sobre todo por el triunfo de la Revolución cubana, el 1 de enero de 1959.

Los rieleros colocaron las banderas rojinegras del proletariado sobre los accesos de La Estación , paralizando el país en la Semana Santa de 1959, aunque poco les duró el gusto, porque el gobierno declaró inexistente la huelga y en menos de veinticuatro horas el ejército detuvo y encarceló al Charro rojo bajo el cargo de “traición al interés patrio”. Junto con Demetrio Vallejo fueron arrestados doscientos cuarenta y nueve líderes del movimiento ferrocarrilero a lo largo y a lo ancho de la República.

En Querétaro los soldados disolvieron la huelga a mentadas de madre y culatazos ,echándole el guante al Comité de Huelga integrado por Alfredo Patiño, Ricardo Manuel Hinojosa, Ricardo Buenrostro, Casimiro Perrusquía Trejo y Fabián Arroyo Díaz. En la edición del 30 de marzo de 1959 el periódico El Nacional cabeceaba en sus ocho columnas: “El gobierno advierte, de una vez por todas, que nada en contra de la ley será permitido.” Una vez más, quienes sólo contaban con su fuerza de trabajo quedaron sometidos al cabús de la sociedad.

JÓVENES PANISTAS

Si alguien estuvo cerca de Demetrio Vallejo y el movimiento ferrocarrilero fue el joven Hugo Gutiérrez Vega, quien en 1959 era líder nacional juvenil del Partido Acción Nacional, cuando este instituto político era encabezado por Adolfo Christlieb, Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna.


Detención de Demetrio Vallejo, 1959 Fotos: www.fte-energia.org

Los jóvenes panistas de aquella época apoyaron al movimiento ferrocarrilero, lo que finalmente les costó la expulsión del pan , además de sufrir la persecución gubernamental y la cárcel, tal como lo recuerda Hugo Gutiérrez Vega: “Participé en grandes mítines a los que acudían miles de ferrocarrileros y sus familias. Me acuerdo mucho de uno realizado frente a Palacio Nacional en el que colocaron la tribuna al lado del asta bandera, y cuando me subieron a la tribuna para que hablara, volteo y veo una línea de ametralladoras frente a Palacio. Hablé, supongo que con la virulencia de costumbre, yo era vitriólico. De repente, al terminar de hablar, siento que me levantan y voy en hombros de la gente hasta la esquina de Pino Suárez, ahí cuatro ferrocarrileros me toman del brazo y me llevan a la estación de ferrocarril y me ponen en un tren a Mérida, porque había orden de aprehensión en contra mía. Llegando a Mérida, yo solo, me recibieron dos policías amabilísimos y me llevaron a la cárcel. Estuve tres días encerrado. Me sacó un diputado panista que había desobedecido al pan y había sido expulsado, Eduardo José Molina Castillo, que era miembro de la casta divina pero hombre muy decente. Él logró sacarme de la cárcel, donde las pulgas, que normalmente brincan, pues ahí no, ahí hacían caminitos. Vi unas manchas negras que se movían: eran pulgas, chinches, liendres. De la cárcel me llevó a un hotel que estaba a un lado del Teatro Fantastic, cerca de la plaza grande. Me esperaban dos ferrocarrileros, me dijeron: ‘Véngase con nosotros, ya hablamos con George Price' que era primer ministro de Belice, cuando todavía Belice pertenecía a la corona británica, pero el primer ministro era demócrata cristiano, relacionado con la izquierda cristiana chilena y con el copei de Venezuela. George Price les dijo a los ferrocarrileros que me recibía con todo gusto. Me llevaron en un automóvil a la frontera, que pasamos sin ningún problema. Estuve en Belice un mes hasta que me habló por teléfono Manuel Rodríguez Lapuente, que por los ferrocarrileros sabía en dónde estaba. Dijo: ‘Y puedes venir, el movimiento terminó, Demetrio y Valentín están en la cárcel.' Regresé a México y tuvimos una reunión en Mexicali con lo que quedaba de la resistencia ferrocarrilera, ya muy golpeada porque, en una noche, a las 5 de la mañana, el ejército había tomado las sedes de todas las delegaciones del sindicato en toda la República en una operación relámpago, pero quedaban pequeñas células de resistencia. Fui a la célula de Mexicali y caí otra vez al bote. Ahí sí fue muy feo porque hacía mucho calor, 50 grados a la sombra; estuve quince días en la cárcel. Me acuerdo que Antonio Pérez Alcocer fue muy amable conmigo y se ofreció a otorgarme un amparo si yo lo solicitaba, pero en esos días llegó la amnistía de Adolfo López Mateos; nos amnistió a Nacho Arreola, Carlos Pineda y a mí, entonces regresamos a México, ya amnistiado pero, claro, con problemas con la directiva del pan , problemas que derivaron en la renuncia obligada y nuevos contactos con los ferrocarrileros, porque quedaban pequeñas células de resistencia, Demetrio y Valentín estuvieron muchos años en Lecumberri.”

QUE CINCUENTA AÑOS NO ES NADA…

Entrevistado en la sala de su casa de Querétaro, ciudad de la que por cierto tuvo que salir huyendo de una enardecida y reaccionaria turba por haber rescatado de las manos del clero, en su breve período como rector de la uaq (1965), el antiguo Colegio Jesuita de San Ignacio de Loyola y antigua sede de la Parroquia Primada de Querétaro, después del cálido homenaje que le ofreció la Universidad Autónoma de Querétaro por sus primeros setenta y cinco años de vida, Hugo Gutiérrez Vega repasa a detalle cada uno de los momentos que vivió en aquellos agitados días, cuando él contaba veinticinco años de su edad.

“El último contacto que tuve con Demetrio y Valentín fue cuando salieron de Lecumberri. Fuimos un grupo a esperarlos; en esa ocasión le hicieron una entrevista de televisión en donde habló de la historia del movimiento. Ese testimonio es muy importante, porque Demetrio anunció el proyecto del gobierno de liquidar los ferrocarriles. Ya sabía Demetrio que Hank González y otros millonarios políticos habían comprado flotillas de tráileres para que dieran todo el servicio de transporte de mercancías y deprimieran hasta el extremo a los ferrocarriles. Ese fue el proyecto, manejaron el argumento de la incosteabilidad para privatizar y desaparecer los ferrocarriles desde aquel momento. Demetrio nunca fue del Partido Comunista; Valentín sí. Era uno de los principales y más limpios líderes del comunismo mexicano. Ambos coincidían en una serie de cosas respecto a la necesidad de acabar con el corporativismo y de liberar a los sindicalizados del peso de la opresión de la ctm , en eso coincidieron, por eso se unieron. Demetrio fue un hombre de izquierda democrática que en la cárcel se fue preparando, me consta que en la cárcel leyó a Gramsci; ya había leído algo de Marx, pero Gramsci era muy importante en la tesis del aparato de coherencia interna sobre todo. Demetrio aprovechó sus días en Lecumberri para afinar su posición ideológica, insistía muchísimo en su independencia, en su posición democrática, pero al mismo tiempo reconocía su inclinación a la izquierda. El movimiento de Vallejo tuvo para el sindicalismo más importancia de la que pensamos. Es el primer proyecto democratizador, existiendo todavía la ctm , en un Estado corporativo como era el Estado priísta en donde había una central obrera, una central campesina y ese magma inexplicable que era la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, en donde lo mismo cabían barras de abogados que organilleros. Ahí se dio cuenta Fidel Velázquez que la ctm empezaba a debilitarse en algunos aspectos, porque después vinieron los movimientos de los telefonistas y los petroleros. Todo esto lo echó a andar Vallejo, quien es visto a distancia como uno de los héroes, utilizando la palabra en su sentido más estricto, uno de los héroes de las luchas democratizadoras de México. Demetrio fue un hombre excepcional, yo pienso que todavía no lo valoramos lo suficiente. Lo ha hecho Elena Poniatowska, quien ha escrito buenas cosas sobre Demetrio, pero necesitaríamos hacer un estudio más profundo, analizando los discursos de sus intervenciones en reuniones sindicales, y tendría que escribirse una biografía de Demetrio. Sé que Elena tiene el propósito de ampliar sus impresiones sobre Demetrio y de hacer una biografía, ojalá, sería muy importante para el sindicalismo de este país una biografía rigurosa de Demetrio que incluyera una síntesis de su pensamiento.”

LA FLAQUEZA DEL OGRO FILANTRÓPICO

Ahora, a cincuenta años del movimiento ferrocarrilero, y después de quince de haber sido privatizado por Ernesto Zedillo Ponce de León, grandes sectores populares perdieron su capacidad de movilización, puesto que el ferrocarril representaba la única alternativa al alcance de sus precarios recursos económicos.

_________________________________________________________________________________________________________-

L'Aquila: entre la ausencia y el bostezo

¿A qué fue el presidente a Italia? Pues vaya, fue a hacer valer la imponencia de su discurso. A establecer su visión del mundo. A entregar a las naciones más ricas del orbe, que seguramente habrán estado desde la víspera con el Jesús en la trompa, la riqueza de sus opiniones y razonamientos. Felipe Calderón Hinojosa fue, por decir lo menos, a refrendar la trascendental importancia que en el concierto de las naciones deben tener seguramente sus propuestas: fue a poner en alto el nombre de México, creo en ti. En las conferencias de la ciudad italiana de L'Aquila, el grupo del G8 habría de quedarse con la bocota abierta ante la contundencia retórica del chaparrito pelón de lentes.

Qué, ¿no me cree usted?, pues vaya mucho entonces a la tierra de los inconformes sempiternos, los enemigos del progreso, los desdeñados del amor patrio y guadalupano y entienda de una buena vez que México es grande en el mundo, que su presidente es un líder de carisma seductor para sus colegas presidentes. Allí están, para certificar su grandeza, su elocuencia irresistible y la prístina brillantez de su pensamiento las crónicas, los reportajes, las escenas de Televisa, de tv Azteca, de algunos periódicos precursores de la honestidad y el sano nacionalismo y, claro, del sitio de internet de la Presidencia.

Pero, hay que decir también lo malo: hay un complot internacional en contra del hijo favorito y desobediente de Michoacán; he coincidido, por felices y personales circunstancias, con la comitiva mexicana en Europa. Prendo la tele en el hotel porque es cosa que francamente me quita el sueño y busco en España, en las televisoras italianas (no olvidemos que el presidente de Italia, Berlusconi, es un poco el Azcárraga de los Abruzos), en los programas alemanes y suizos y holandeses y… nada. Pero cómo. Ni una mención, ni una escena de las que se ven en México, ni una sola frase de su discurso. Sobre todo eso mismo: ni una escena de las que se ven en México, donde un Calderón templado se sube al podio con gallardía y serenidad y canta al planeta su mensaje de paz y progreso. Pinches europeos pichicatos: Y… ¿dónde está el presidente?

Pérate: ahí está, sí fue a las europas en gira de trabajo. Es ése que sale en la tele europea aunque fugazmente, en un paneo de cámara que dura exactamente 2.03 segundos, durante un noticioso de tv 1 Española, pero no, no puede ser, pero sí. La única escena en la que vemos a Calderón es cuando sale bostezando con una güeva inmarcesible, con lagrimita y todo. Pérate otra vez: ¿eso fue un cabeceo?, ¿y el presidente templado y firme?, ¡pero si ése que vemos está, como dicen los valencianos, despendolao!

¿Pero y el discurso, desgraciados?, ¿y su conmovedora propuesta del fondo verde para todas las naciones?, ¿y los aplausos a sus intervenciones, las ovaciones a su arrojo e inteligencia?

Nada. Cabrones. Nomás pasaron a Felipillo enseñando las amalgamas mientras se estiraba riquísimo, de ésos que se estiran y contagian el estiramiento, el bostezazo y la riquísima, muy mexicana y disfrutable güevita. Pinches europeos. Es un complot, como ya dije. Aunque no pudieron evitar que el presidente mexicano fuera fotografiado con cara de pedir favores junto al presidente estadunidense.

Pero del discurso mexicano, nada. Nada más que un largo y elocuente, silencioso bostezo. Eso y una ausencia ecuménica de los asuntos que realmente parecieron interesar al cónclave de poderosos reunidos en L'Aquila, y entonces uno no puede dejar de pensar que el presidente mexicano no fue solo, que nunca lo hace, que habrá arreado consigo un serrallo de lameculos y oportunistas que se dieron, se dan, se darán siempre la mejor de las vidas a expensas de nuestra pasividad y nuestra estupidez y nuestra ignorancia. Y también de nuestra indolencia y de nuestra pereza, esa como relajación de todo que impide cumplir o exigir cumplimientos, de ganas de hacer las cosas que el país necesita realmente y no porfiar en un sistema injusto, clientelar y elitista, pero qué flojera, oye, mejor un chabocho estirón y un bostezo y luego, como nuestro ínclito presidente, unos parpadeos de estupor, de decir ¿y yo qué chingados hago aquí si lo que quiero es irme a echar un coyotito?

A lo mejor es lo que falta nos hace, una siesta, desconectar del pinche mundo, aunque luego nos filmen jetones –o bostezando impúdicamente perdida la digna y protocolaria compostura. Aunque ahora que lo pienso no sería malo que los asesores del presidente le enseñen a bostezar con el chipo cerrado…

Mensaje de sta semana