sábado, agosto 15, 2009

Entre más tarde la transformación, más se hundirá el país, sostiene AMLO


* Sin un verdadero cambio en la vida pública, no se podrán enfrentar los grandes y problemas nacionales, advierte

* Empeorará la situación en Oaxaca si triunfa el Revolucionario Institucional en la elección del primer domingo de 2010

* El senador Jara denuncia que delegados del PRI en la entidad distribuyen panfletos entre la población con la intención de desacreditar a López Obrador


Andrés Manuel López Obrador llamó a los ciudadanos a no convertirse en escaleras de los verdugos y los explotadores, que no tienen entrañas y que sólo quieren encaramarse en los cargos públicos, como sucede en Oaxaca con el cacique de Ulises Ruiz.

Aseguró que Oaxaca atraviesa por un proceso de involución, porque cada vez que gobierna el PRI, los oaxaqueños son olvidados y viven en la pobreza. “Si vuelve a ganar el PRI en Oaxaca, en la elección del próximo año, se empeorará la situación económica, política y social”.

El presidente legítimo de México denunció que los panistas y priistas de arriba son lo mismo. “Son lo mismo Vicente Fox que Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón que Enrique Peña Nieto” y recomendó a los ciudadanos organizarse con anticipación para participar en las elecciones del próximo 4 de julio de 2010.

Señaló que Oaxaca es un estado donde la mayoría de los caminos son de terracería, donde no se apoya a los productores cafetaleros ni a los tejedores de palma. “Lleva 80 años el PRI gobernando el estado y ya es justo una renovación de la vida pública en Oaxaca”, aseguró.

Al reiterar que en el 2010 los oaxaqueños tienen una oportunidad para elegir un gobernador que trabaje para el pueblo, manifestó tanto en San Pedro Nopala, como en Santiago Teotongo y Santo Domingo Tonaltepec su reconocimiento al pueblo de Oaxaca por ser trabajador y tener una cultura milenaria.

Acompañado por los senadores Gabino Cué (Convergencia) y Salomón Jara (PRD) declaró que “es mucho pueblo para tan poco gobernador”.

En Yanhuitlán, López Obrador recibió el bastón de mando de manos del presidente municipal, José Luis Ceballos, quien le dio la bienvenida a las puertas de la alcaldía. En su mensaje informó que los gobiernos priistas y panistas impusieron una política económica de pillaje.

Un ejemplo claro, comentó, lo representan los ex presidentes Carlos Salinas y Vicente Fox, quienes entregaron 22 millones de hectáreas a empresas extranjeras para la explotación de oro y plata. Por ello, indicó, es indispensable cambiar la actual política económica de México para evitar que las administraciones del PRI y el PAN sigan beneficiando a la oligarquía.

Al tocar el tema económico, López Obrador expuso que México vive una tragedia nacional, porque cayó 10 puntos la economía, hay mortandad de negocios y crisis en las finanzas públicas.

Advirtió que impedirá al gobierno usurpador, a través de la Secretaria de Hacienda, que cobre más impuestos o recorte al presupuesto destinado a programas sociales, para poder cubrir el boquete de 300 mil millones de pesos en las finanzas públicas.

Informó que si es necesario llamará al pueblo de México a movilizarse para defender la economía popular. “No vamos a permitir que el peso de la crisis económica y de las finanzas públicas recaiga en el pueblo”, advirtió.

Y añadió: “hemos llegado a la conclusión de que si no hay un verdadero cambio, no se podrá enfrentar los grandes y graves problemas que aquejan al país. Entre más se tarde la transformación, más se va a hundir el país”.

El presidente municipal José Luis Ceballos, pidió la intervención de López Obrador para que se esclarezca el asesinato del ciudadano Omar Cruz Cruz, colaborador de la alcaldía. En principio, el presidente legítimo de los mexicanos expresó su más sentido pésame a los deudos e informó que el senador Gabino Cué realizará las gestiones necesarias hasta lograr que se sepa la verdad y se castigue a los autores materiales e intelectuales de la muerte de Omar Cruz.

Santiago Teotongo, el senador Salomón Jara denunció a su vez que los delegados del PRI en la entidad se han dedicado a repartir panfletos en contra de la gira que realiza el presidente legítimo por este municipio.

Para mañana, el presidente legítimo de los mexicanos recorrerá los municipios de Magdalena Apasco, San Juan del Estado, San Juan Bautista Guelache, Reyes Etla, Santo Tomás Mazaltepec y Guadalupe Etla.

●●●●●

Judith Reyes Canta La tragedia de la Plaza de las Tres Culturas

( 2 de octubre de 1968)

El dos se octubre llegamos
Todos pacíficamente
A un mitin en Tlatelolco
Quince mil en la corriente

Año del sesenta y ocho
Que pena me da acordarme,
La plaza estaba repleta
Como a las seis de la tarde

Grupos de obreros llegaron
Y el magisterio consciente
Los estudiantes lograron
Un hermoso contingente.

De pronto rayan el cielo
Cuatro luces de bengala
Y aparecen muchos hombres
Guante blanco y mala cara

Zumban las balas mortales
Rápido el pánico crece
Busco refugio y la tropa
En todas partes aparece

Alzo los ojos al cielo
Y un helicóptero miro
Luego sobre Tlatelolco
Llueve el fuego muy tupido

Que fuerzas tan desiguales
Hartos tanques y fusiles
Armados los militares
Desarmados los civiles
Doce años tiene un chiquillo
Que muerto cae a mi lado
Y el vientre de una preñada
Cómo lo han bayoneteado.

Hieren a Oriana Falacci
Voz de la prensa extranjera
Ya conoció la cultura
Del gobierno de esta tierra.

Ya vio que vamos unidos
Estudiantes con el pueblo
Contra un sistema corrupto
Y la falacia de un gobierno.

Recordara a los muchachos
Contra la pared su cara
Las manos sobre la nuca
Y su derecho entre las balas

Jóvenes manos en alto
Con la V de la Victoria
V de Vallejo me dicen
Los de la preparatoria

Piras de muertos y heridos
Solo por una protesta
El pueblo llora su angustia
Y el gobierno tiene fiesta

Que cruenta fue la matanza
Hasta de bellas criaturas
Como te escurre la sangre
Plaza de las Tres Culturas

Y por que en esto murieron
Mujeres y hombres del pueblo
El presidente le aumenta
Al ejercito su sueldo


Más de Judith Reyez

http://www.geocities.com/yellymar/index.html

La guerra sucia de 2006, porque advertí de la necesidad de un cambio para evitar la crisis actual

Pasó Calderón de pelele a chivo expiatorio; ya quieren quitarlo por ineficiente: AMLO

Alerta en la Mixteca sobre engaños de los medios de comunicación para idiotizar a la gente

Foto
Andrés Manuel López Obrador durante su visita a San Vicente Nuñu, OaxacaFoto La Jornada

Ciro Pérez Silva
Enviado

Santiago Yolomecatl, Oax., 14 de agosto. En apenas tres años, Felipe Calderón pasó de ser el pelele de la oligarquía que gobierna el país al chivo expiatorio por la crisis económica, política y social que vive México, aseguró Andrés Manuel López Obrador.

En ese sentido, el ex candidato presidencial dijo que él no fue el verdadero peligro para México, como se aseguró en la campaña negra del proceso electoral de 2006, sino Calderón y ese grupo de potentados que con una política económica antipopular hicieron que se perdieran empleos, se devaluara la moneda y la economía cayera a niveles que no se habían visto en la historia reciente del país.

Recordó que esa guerra sucia en su contra se debió a que advirtió sobre la necesidad de un cambio de la vida pública del país para prevenir justamente no sólo la situación de decadencia política y social, sino la crisis económica que hoy padece la mayoría de los mexicanos.

Ya es más que eso; no basta ya con sólo cambiar la política económica, el mal que aqueja al país requiere una renovación total, profunda, por lo que es urgente dar una nueva viabilidad a la nación para que haya un renacimiento del país con nuevas reglas; no se puede poner vino nuevo en botellas viejas, aseveró.

En esta región de la Mixteca oaxaqueña condenó el modelo de vida que imponen los medios de comunicación, en el que sólo vale el lujo barato, donde la gente vale no por lo que es, por sus sentimientos o capacidad, sino por lo que ha acumulado. Sin embargo –agregó–, yo estoy optimista, tranquilo, porque a pesar de que nos han querido destruir políticamente y que estamos enfrentando a una mafia que lo acapara todo, no han logrado destruirnos ni lo conseguirán, porque nunca en la historia del país ha habido tanta gente consciente de la necesidad de este cambio, y en eso baso mi optimismo, subrayó.

López Obrador continuó su gira por municipios de usos y costumbres, cuyas autoridades, maestros y comerciantes han sido amenazados por el gobierno de Ulises Ruiz con perder sus empleos o modo de vida si asisten a las asambleas informativas convocadas por el tabasqueño, aunque a pesar de estas amenazas ha conseguido reunir a varias decenas de personas en cada municipio.

“La gente va a tener que despertar; se le puede engañar una vez, dos, pero no toda la vida. Y pregunto: ¿cómo es que a pesar de las crisis recurrentes esta oligarquía mantiene el control? ¿Cómo es que siguen mandando si hay evidencias de que cada día la situación está peor? La respuesta –dijo– está en que tienen el control casi total de los medios de información. No es siquiera con el Ejército ni con el poder de las fuerzas armadas”, enfatizó.

Señaló que esa es la razón por la cual va de pueblo en pueblo creando conciencia, para que la gente no siga siendo engañada. La mayor parte de nuestro pueblo es engañada por la televisión, que idiotiza a la gente, pero sabiendo ya que sin un cambio no hay salida, yo estoy seguro de que ese control de los medios de información no les va a servir para siempre.

A lo largo de su recorrido, reiteró que a tres años del fraude electoral, Felipe Calderón “ya no existe políticamente, ya no representa nada, ya le estorba por ineficiente a la oligarquía, y están preparando con toda anticipación a quien quieren que lo suceda; lo grave es que va a ser exactamente igual a Calderón, ya que los potentados están satisfechos y cómodos con la actual situación, es más, les conviene que haya más pobres en el país porque eso les facilita la compra de conciencias y la compra de votos.

Es a esta maniobra, la de cambiar para que todo siga igual, a la que se conoce como gatopardismo, porque finalmente PAN y PRI son lo mismo, son corresponsables no sólo de la crisis económica, política y social, sino de que vivamos en una república simulada. Tienen un truco bien ensayado: primero empobrecen al pueblo y en época de elecciones entregan migajas, materiales de construcción y hasta dinero en efectivo a toda esa gente que por necesidad agarra lo que les dan; hay que decirles que eso que les entregan es pan para hoy y hambre para mañana, destacó.

Para este sábado la gira de López Obrador continuará por los municipios de San Pedro Nopala, Santiago Teotongo, Santo Domingo Tonaltepec, Santo Domingo Yanhuitlán, San Andrés Sinaxtla, San Juan Sayultepec y San Bartolo Soyaltepec.

_____________________________________________________________________________________

EL ESPURIO PELELE LA AGARRA CONTRA LA JORNADA:

Pide rectificar encabezados: apelo a la objetividad y a la veracidad de los dichos

Critica Calderón a La Jornada; niega que apoye bases de EU en Colombia

Insta a ver con la misma preocupación las maniobras militares de Rusia en América Latina

Minimiza caída electoral de Acción Nacional y destaca el retroceso del PRD

Foto
El presidente Felipe Calderón, flanqueado por su esposa. Margarita Zavala, y el mandatario de Uruguay, Tabaré Vázquez, ríen durante la presentación de una escuela mexicana en MontevideoFoto Reuters
Claudia Herrera Beltrán
Enviada

Montevideo, 14 de agosto. El presidente Felipe Calderón aludió a La Jornada en dos de las respuestas que dio en la conferencia de prensa ofrecida en esta ciudad. En la primera ocasión, a la pregunta de este diario sobre la caída de su partido, el PAN, en las elecciones del pasado 5 de julio, señaló que más bien el fenómeno significativo es la caída de otro partido, no sé si sea el suyo, el PRD, que es lo que marca una enorme composición diferente de la Cámara de Diputados.

La segunda vez cuestionó el titular de este periódico sobre que el mandatario mexicano defendió la instalación de bases militares en Colombia, al señalar que a diferencia, incluso del resto de los medios en México, y debo reconocerlo, a diferencia, incluso de su propia nota, su redacción, yo en ningún momento dije que apoyaba el establecimiento de bases de Estados Unidos en Colombia; yo apelo a la objetividad y a la veracidad de los dichos de la conferencia de prensa de ayer, para que su periódico rectifique la cabeza de la nota que usted envió.

Muchas preguntas, una respuesta

Situado al lado de su anfitrión, el presidente de Uruguay. Tabaré Vázquez, en la rueda de prensa que ambos ofrecieron, el michoacano respondió a los cuestionamientos planteados por este diario sobre el inmovilismo y los riesgos planteados por analistas y ex funcionarios de que este gobierno está políticamente muerto por la caída del PAN en los pasadas elecciones, por la ubicación del PRI en la Cámara de Diputados como mayoría y el hecho de que el futuro coordinador del PRD en esa Cámara, Alejandro Encinas, se manifestara dispuesto al diálogo, pero representa el ala crítica de ese partido.

En principio, señaló: Bueno, son muchas preguntas, muchos comentarios, muchas opiniones y muchos deseos en su intervención. Vamos a tratar de ordenarlos.

Añadió: como usted sabe, he sido un presidente siempre dispuesto al diálogo, siempre dispuesto al entendimiento. Y a pesar de tener una mayoría de partidos de oposición, no ahora, sino desde el inicio de mi mandato, hemos logrado acuerdos inéditos o sin precedente en el Congreso mexicano.

Refirió que logró reformas impensables, cambios estructurales que ni siquiera se intentaron en más de una década, otros en medio siglo, como los que se aprobaron en materia fiscal, energética, de pensiones y de justicia.

Señaló que con el mismo espíritu de diálogo, de entendimiento y de búsqueda del interés nacional, seguirá impulsando una agenda que convenga al país y que haga a México un país más competitivo, más justo, capaz de generar empleos; un México que verdaderamente pueda construir su desarrollo.

En su visita de Estado a este país, consideró que más allá de los planteamientos ideológicos que puedan hacer los partidos políticos, siempre ha empleado la premisa de que en cada opción política de todo el espectro electoral, siempre hay una base de disposición para colaborar con México.

Cualquiera que sea el origen ideológico de un diputado o de un senador de la República, cuando se trate de trabajar por el país, cuando se trate de pensar qué es lo que así conviene no a un partido o a otro, sino lo que más conviene a México, saben que cuentan y contarán siempre con el presidente de la República, expresó.

Respecto a si conversó con Vázquez sobre el plan que negocia Estados Unidos con Colombia para que le presten bases militares, explicó que refrendaba lo dicho un día antes en Bogotá.

Refirió que preguntó al presidente colombiano, Álvaro Uribe, y al estadunidense, Barack Obama, sobre este tema. Lo que yo señalaba ayer es que ambos, y especialmente enfático, el presidente Obama señalaba que no había ese proyecto que se ha mencionado de establecer bases estadunidenses en Colombia, ni tampoco era, precisamente, la materia del acuerdo que tenían, me explicaban, desde esos años estos países.

El Presidente manifestó que entiende la sensibilidad que hay sobre el tema, pero en el caso de México, de acuerdo con el principio de política exterior de no intervención, vemos con atención y damos seguimiento a este asunto, pero también respetamos la decisión que cada país asume en función de salvaguardar su soberanía y la seguridad de los ciudadanos.

De igual forma, recomendó tener consistencia y ver con la misma preocupación la realización de maniobras militares de Estados Unidos en un país, como ver la realización de maniobras navales en otro país de la misma región con los rusos, esto en referencia a los recientes acuerdos suscritos por el gobierno de Moscú con Venezuela.

O ver la intervención de asesoría y apoyo militar de una nación, como verla también con preocupación o con atención si la intervención militar y la asesoría es de Irán o de otra región.

Consideró que deben establecerse parámetros homogéneos para poder juzgar las cosas.

Al final, pidió una disculpa por haber prolongado su respuesta, pero señaló que era importante aclarar que en ningún momento manifestó su apoyo al establecimiento de bases militares de Estados Unidos en Colombia.

Unasur

Previamente, a pregunta de una reportera uruguaya, Calderón descartó participar en la cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que se celebrará el 28 de agosto en Bariloche, Argentina, para abordar el tema, por ser una organización de países hermanos, pero que corresponden geográficamente a un ámbito al cual no pertenece México.

Según Calderón, América Latina tiene muchos problemas y los conflictos entre países no contribuyen a resolver sus desafíos comunes.

A su vez el mandatario uruguayo reiteró su rechazo a la instalación de bases militares, no sólo en nuestro territorio, sino también en lo general en Sudamérica.

Vázquez dijo que ratificaba la respuesta expresada públicamente la semana pasada en presencia del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, que se basa en dos principios históricos: el primero de ellos es el de no intervención en asuntos internos de cada país, y el segundo, rechazar la instalación de bases militares en el territorio sudamericano.

También anunció que participará en la reunión de Unasur, pues recibió la invitación de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien además le comunicó que Uribe estará presente en el encuentro.

http://3.bp.blogspot.com/_EZ38IjI0pK4/SLyQNPdIshI/AAAAAAAAEuA/vL9hUYeJMjg/s320/borrachazo-fecal-bicicleta.jpg

Precisiones, imprecisiones y distorsiones

En conferencia de prensa conjunta con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, el titular del Ejecutivo federal de nuestro país, Felipe Calderón Hinojosa, criticó un encabezado publicado en la primera plana de este diario en su edición de ayer, en el que se afirma: Apoya el Ejecutivo mexicano bases de EU en Colombia; asimismo, el gobernante externó una insinuación realmente improcedente –atinada o no, es lo de menos– sobre la preferencia partidista de la reportera.

De acuerdo con la versión estenográfica de lo dicho por Calderón en la capital colombiana, información a la cual hacía referencia el encabezado en cuestión, es cierto que el declarante no otorgó, literalmente, su apoyo a las bases militares que Estados Unidos controla en territorio colombiano. Habría sido más preciso, ciertamente, consignar que el titular del Ejecutivo federal justificó la existencia de esos enclaves, que externó su respeto al presidente Álvaro Uribe en su decisión de permitirlo o que, sin que esto tenga una puntualización sobre el tema, abogó por la construcción de los mecanismos para garantizar la seguridad de nuestros pueblos y por combatir al crimen organizado de manera organizada y comprometida a nivel internacional, en referencia inocultable a las bases mencionadas. En la expresión de tales posturas, Calderón marcó distancia respecto de la actitud de la mayor parte de los gobernantes sudamericanos, que es de claro rechazo al establecimiento de los enclaves militares en Colombia.

La Jornada pudo haber cometido una imprecisión de lenguaje en la medida en que el término apoyo estuvo ausente del discurso calderonista, pero considera correcto el sentido del encabezado, en la medida en que el declarante ofreció a sus interlocutores elementos de respaldo –genéricos y específicos– a la decisión de Uribe.

Por lo demás, a la pregunta sobre sus expectativas tras la caída electoral de su partido, el PAN, y de la próxima configuración del Legislativo, el gobernante respondió a la enviada de este diario: En términos de caída electoral, más que la de mi partido, más bien el fenómeno significativo es la caída de otro partido, no sé si sea el suyo, el PRD. La insinuación no sólo resulta inapropiada porque sugiere parcialidad en el desempeño profesional de la reportera –y conlleva, con ello, una descalificación implícita–, sino también porque pone de manifiesto una visceralidad que no es, no puede ser, una característica positiva en el desempeño del máximo cargo público del país.

En la misma conferencia de prensa, Calderón Hinojosa tuvo otras expresiones desafortunadas, como homologar los acuerdos de cooperación militar o los ejercicios castrenses que naciones como Rusia e Irán han firmado o llevado a cabo con algunos países latinoamericanos con el intervencionismo estadunidense en la región. Su llamado a juzgar ambos fenómenos con parámetros homogéneos revela una desmesura tan patente como la que hay entre las ventas de armas rusas a Venezuela –o, peor aún, los acuerdos de cooperación signados por ese país y el gobierno de Teherán– con el injerencismo político, diplomático, económico y militar de Washington en la zona, el cual ha sido padecido, con consecuencias trágicas, por nuestro país –y por casi todas las otras naciones de América– en diversos momentos de su historia.

Parece un tanto extraño el afán de homologar la venta de 24 aeronaves de combate de Moscú a Caracas y la realización de maniobras militares conjuntas en un par de ocasiones, por un lado, con las decenas de golpes de Estado, las guerras genocidas, las conformaciones de gobiernos títeres y las intervenciones, descaradas o subrepticias, pero sistemáticas, que la superpotencia estadunidense ha organizado y realizado, a lo largo de más de siglo y medio, en las naciones situadas al sur del río Bravo, por el otro. En cuanto a atribuir al régimen iraní un propósito injerencista relevante o significativo en América Latina, y trazar un paralelismo entre esa idea y la realidad de la proyección continental del poderío estadunidense, es claro que tal ejercicio carece de sustentos en la historia y en la realidad.

__________________________________________________________________________

Pobrecito
Helguera

Desfiladero

El mayor asesino de Acteal se llama Ernesto Zedillo

Jaime Avilés
Foto
Algunos de los liberados del caso Acteal permanecen en un hotel de CintalapaFoto Moysés Zúñiga Santiago

Ernesto Zedillo Ponce de León, Emilio Chuayffet Chemor y Julio César Ruiz Ferro son los principales beneficiarios de la abominable decisión de la Suprema Corte, que el miércoles liberó a 20 paramilitares responsables de la matanza de Acteal y pronto soltará a 30 más.

No lo olvidemos: la noche del 22 de diciembre de 1997, cuando varios grupos de gatilleros a sueldo salieron de las comunidades de Los Chorros y Pechiquil, en el municipio de Chenalhó, para dirigirse a la ermita de Acteal donde oraban Las Abejas, Zedillo era presidente de la República y comandante supremo de las fuerzas armadas; Chuayffet era secretario de Gobernación y Ruiz Ferro gobernador de Chiapas, y ninguno de los tres desconocía el terrible clima de violencia, inducida, deliberadamente por ellos mismos, contra las bases de apoyo del EZLN en los Altos.

Era una política de Estado, planeada y aprobada en el más alto nivel del Poder Ejecutivo federal, y había sido puesta en marcha, en su fase crítica, hacía varios meses. Los paramilitares, armados y adiestrados por el Ejército, atacaban las casas y las cosechas de los zapatistas, las saqueaban, las incendiaban y obligaban a hombres, mujeres y niños a refugiarse en las montañas, tiritando bajo la lluvia y el frío.

Mientras esto ocurría –y La Jornada lo documentaba con las crónicas de Hermann Bellinghausen, antes que el tema fuera retomado en televisión por Ricardo Rocha–, Chuayffet se cambió de peinado, y posó para los medios, protagonizando una nota frívola, acerca de su nueva imagen. Zedillo entre tanto guardaba silencio y Ruiz Ferro coordinaba las operaciones locales.

El 4 de noviembre de 1997, mes y medio antes de la matanza, los obispos de San Cristóbal de Las Casas, Samuel Ruiz y Raúl Vera, fueron tiroteados a su paso por una comunidad paramilitar del norte de Chiapas. Pero ni Zedillo, ni Chuayffet ni Ruiz Ferro intervinieron para frenar la escalada violenta creada, insisto, por ellos mismos.

La primera semana de diciembre, en el Zócalo, Andrés Manuel López Obrador, entonces presidente nacional del PRD, encabezó un mitin, no muy concurrido por cierto, para exigirle a Zedillo que frenara a los paramilitares. Pero los preparativos de la carnicería continuaron. Todo está documentado en las hemerotecas. En los centros defensores de los derechos humanos abundan los testimonios y las pruebas. Sobran evidencias para demostrar que se trató de un crimen de Estado, con una finalidad militar estratégica.

Hasta ese momento, a casi cuatro años del inicio de la rebelión, las fuerzas armadas no habían ocupado a su entera satisfacción los Altos de Chiapas. Necesitaban un pretexto. Y con la anuencia de Zedillo y de Chuayffet, y la sumisión de Ruiz Ferro, aplicando los manuales de guerra de baja intensidad del Pentágono y utilizando a los paramilitares que habían capacitado en los cuarteles, obligaron a miles de zapatistas a refugiarse en las montañas en calidad de desplazados. Una vez logrado ese objetivo dieron el golpe de gracia en Acteal. Entonces, miles de soldados se aposentaron en los Altos para evitar nuevos brotes de violencia.

Al paso de los años, la maniobra bien puede leerse como una jugada de pizarrón. De parte del gobierno, fue la respuesta más brutal a la declaración de guerra que el EZLN emitió el primero de enero de 1994. Pero, al autorizarla, Zedillo cometió un crimen de lesa humanidad por el que algún día, ojalá no muy remoto, será juzgado y condenado. Su delito, como se sabe, es imprescriptible, y cuando en México se restaure la justicia tendrá que responder, no sólo por Acteal sino también por las matanzas de Aguas Blancas, El Charco y El Bosque, cuyo gobierno instrumentó para alcanzar objetivos de corto plazo, entre otros, por ejemplo, justificar devaluaciones temporales del peso. Sólo una bestia como él –a la que según sus propias declaraciones nunca le ha dolido la cabeza– pudo haberle causado a México tantos daños económicos y sociales y, no obstante, conservar el cinismo que le permite pasearse por el mundo como el padre de la transición democrática mexicana... merced a la cual nos dejó entre las pezuñas de un burro como Vicente Fox.

Pero por lo pronto, seamos objetivos, Zedillo y sus cómplices aplazaron por algún tiempo más el juicio que no podrán eludir indefinidamente. Se anotaron, hay que reconocerlo, una pequeña victoria, junto con los sepultureros de la historiografía, que en 2006 desenterraron los cadáveres de los niños, de las mujeres, de los ancianos y de los hombres asesinados en Acteal, y de los fetos que fueron sacados del vientre materno a machetazos, para acusarlos de delitos nefandos. Que la patria los cubra de laureles y de euros.

Gracias a las momias de la Suprema Corte, el futuro de México está en manos de los paramilitares, esos nuevos actores políticos que, inspirado en la experiencia colombiana, Enrique Peña Nieto planea utilizar, si llega a Los Pinos, como agentes pacificadores en contra del descontento popular y, supuestamente, el narcotráfico. No por nada, las relaciones entre la ultraderecha prianista y el gobierno paramilitar de Álvaro Uribe están más sólidas que nunca.

Anteayer, en Bogotá, Calderón olvidó que preside el Grupo de Río y que debe fomentar las buenas relaciones diplomáticas entre los países de América Latina, y delante de Uribe se manifestó en favor de las siete bases militares que Estados Unidos planea modernizar en territorio colombiano, como parte de una eventual guerra contra Venezuela, Ecuador y Bolivia. Con ese gesto de adhesión a Uribe, Calderón lanzó una bofetada a Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales. Las consecuencias no tardarán en hacerse visibles.

Lo bueno es, sin embargo, que la inmensa mayoría de los mexicanos ni siquiera se enteró de la excarcelación de los asesinos de Acteal, o de las nuevas formas de represión made in Colombia que se fraguan, y de ningún otro asunto, trascendente o no, porque México, sí, ¡México, nuestro querido México!, le ganó 2-1 a Estados Unidos y eso es lo único que cuenta y por lo cual merece la pena vivir borrachos de gloria hasta que termine el campeonato mundial de Sudáfrica.

La victoria de México, ¡de todo México!, sobre el equipo de Estados Unidos es mil veces más importante que el anuncio, hecho el martes por Agustín Carstens, cuando dijo que en 2010 el país dejará de captar 316 mil millones de pesos por concepto de venta de petróleo y, por lo tanto, el gobierno recortará todos los programas sociales, no fomentará las actividades productivas, no construirá la nueva refinería (pero seguirá importando gasolina y cobrando comisiones por ello), despedirá a más burócratas y aplicará IVA a alimentos y medicinas, pero no rebajará los sueldos de ninguno de los altos funcionarios, ni disminuirá sus privilegios, ni pronunciará la palabra austeridad.

Al contrario, subirán todos los precios, se perderán cientos de miles de empleos, se recrudecerá la inseguridad y se multiplicarán las fuerzas represivas, pero sólo pensaremos en una cosa mágica, fascinante y extraordinaria: el futbol. Y cuando México, ¡sí, todo México!, tenga su boleto para irse a Sudáfrica, Televisa se encargará de mantenernos extasiados y anestesiados, incluso cuando no nos quede otro remedio que ir al Monte a empeñar la televisión. ¡Ah, qué maravillosos días se avecinan!

Por lo pronto, hay que ir al cine a ver Corazón del tiempo, la película que durante años y con enormes sacrificios escribieron Hermann Bellinghausen y Alberto Cortés, antes de filmarla en la selva Lacandona, con los miembros de una comunidad zapatista que relatan su propia vida, entretejida con la historia de amor entre una mujer que se quiere casar con un soldado del EZLN, pero tiene en contra la opinión de su familia. Un proyecto cinematográfico admirable, que desde su gestación contó con la simpatía y el apoyo de Robert Redford.


Nunca más
Fisgón
_______________________________________________________________________

Repatria España a 51 militares de Honduras que iban a integrarse a brigada de la ONU

Investiga la fiscalía hondureña denuncias de violaciones a derechos humanos de zelayistas

También indaga sobre un supuesto financiamiento de las FARC a los opositores al golpe de Estado

Foto
Seguidores del presidente constitucional José Manuel Zelaya marchan en Tegucigalpa en repudio al gobierno de facto instaurado por los militaresFoto Ap
Afp y Dpa

Tegucigalpa, 14 de agosto. La fiscalía hondureña inició la investigación de denuncias de violaciones a los derechos humanos contra seguidores del presidente constitucional Manuel Zelaya, pero también comenzó a indagar acusaciones sobre el supuesto financiamiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a opositores al golpe de Estado, que no han dejado de salir a la calle a protestar desde el 28 de junio pasado.

La fiscalía reconoce el derecho a manifestarse siempre que no sea en detrimento de los derechos de los demás y los miembros de la resistencia (contra el golpe de Estado) han interpuesto denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte de la policía y el ejército, que se están investigando, informó la fiscal de Derechos Humanos, Sandra Ponce.

Una delegación del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado del 28 de junio pidió el jueves al Ministerio Público investigar los abusos de la policía y el ejército, informó el dirigente Rafael Alegría.

Por su parte, el portavoz de la fiscalía, Melvin Duarte, dio a conocer que sigue la investigación de una denuncia presentada por escrito hace unas semanas de que las FARC financian manifestaciones de los zelayistas, y que activistas venezolanos y nicaragüenses estarían participando en ellas.

A las denuncias presentadas ante la entidad policial se sumaron las declaraciones del presidente de facto, Roberto Micheletti, la noche del jueves anterior, de que hay un partido político reconocido que recibe apoyo económico de las FARC, así como una organización de trabajadores.

Según el golpista, tenemos las pruebas, que se enviaron desde Colombia y en su momento nosotros las vamos a publicar.

En tanto, la ministra de Defensa de España, Carme Chacón, informó que el cambio en las condiciones de constitucionalidad y legalidad en Honduras obligó a España a devolver hacia Tegucigalpa a los 51 militares hondureños que iban a integrarse a la brigada española desplegada en Líbano, en el contexto de una misión de paz de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los militares regresaron al país centroamericano a principios de semana, después de haber realizado una fase de entrenamiento en territorio de España.

_______________________________________________________________________

En abril-junio, 28% de la población ocupada se ubicó en la economía subterránea

Alcanza la cifra de trabajadores informales la de inscritos al IMSS

Llegó a 2.4 millones el número de personas desempleadas en el segundo trimestre del año

Foto
En una feria del empleo de la ciudad de MéxicoFoto La Jornada
Israel Rodríguez J.

En medio de una severa crisis que no había experimentado el país en los últimos 30 años, el número de personas que laboran en la economía informal ya igualó el de trabajadores formales y permanentes inscritos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que a junio de 2009 se ubicó en 12.2 millones, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el periodo abril-junio de este año 28 por ciento de la población ocupada se ubicó en el sector informal, el mayor nivel de que se tenga registro. En ese periodo se incorporaron a la economía subterránea 127 mil personas, para totalizar 12.2 millones.

Por otro lado, durante el segundo trimestre del año la población desocupada se situó en 2.4 millones, después de que en el lapso abril-junio de 2009 el número aumentó en 522 mil personas, detalló el Inegi. Así, la tasa de desempleo equivalente alcanzó 5.2 por ciento, arriba del 3.5 por ciento de igual periodo del año anterior.

En términos anualizados, el número de desocupados, es decir, de junio de 2008 a junio de 2009, fue de 771 mil 767, al aumentar de un millón 593 mil 307 a 2 millones 365 mil 74 personas.

El Inegi precisó que en el segundo trimestre del año la población subocupada fue de 4.8 millones, lo cual implicó un aumento de 1.8 millones en relación con el total observado en el mismo periodo del año pasado.

Durante el segundo trimestre del año la población económicamente activa (PEA), que se define como la población de 14 años y más disponible para producir bienes y servicios, fue de 45.7 millones (58.1 por ciento del total); un año antes había sido de 45.5 millones (59.1 por ciento).

Al interior de la PEA, el segmento de población ocupada al segundo trimestre del año alcanzó 43.3 millones de personas (27.1 millones son hombres y 16.2 millones mujeres), siendo inferior en 522 mil respecto de la cifra del mismo trimestre de 2008, cuando se ubicó en 43.9 millones.

De acuerdo con los resultados de la encuesta nacional de ocupación y empleo abril-junio de 2009, la población desocupada en el país se situó en 2.4 millones y la tasa de desocupación equivalente (TD) en 5.2 por ciento. Ese porcentaje de la PEA es superior al 3.5 por ciento alcanzado en el igual trimestre de 2008.

Al estar condicionado a la búsqueda de empleo, el índice de desocupación es más alto en las localidades grandes, donde está más organizado el mercado de trabajo. Así, en las zonas más urbanizadas, con 100 mil y más habitantes, la tasa llegó a 6.4 por ciento, mientras en las de 15 mil a menos de 100 mil fue de 4.5. En las de 2 mil 500 a menos de 15 mil se ubicó en 4.2 por ciento, y en las rurales, de menos de 2 mil 500, en 3.0.

Según cifras desestacionalizadas, la tasa de desocupación a escala nacional se incrementó 0.70 puntos porcentuales en relación con la del trimestre inmediato anterior (5.56 contra 4.86). Por sexo, el desempleo entre los hombres creció 1.02 puntos porcentuales y entre las mujeres avanzó 0.29.

Las entidades federativas que tienen las mayores tasas de participación en la actividad económica son Quintana Roo, 67 por ciento; Colima, 64.7; Baja California Sur, 63.6; Yucatán, 62.5; Nuevo León, 61.7; Tlaxcala, 61.6; Nayarit, 61.5; Jalisco, 61, y Baja California, 60.

Por el contrario, los estados que presentaron menores proporciones son Durango, 54.4 por ciento; Zacatecas, 54.8; Hidalgo y Veracruz de Ignacio de la Llave, 54.9; Querétaro, 55.4; Chiapas, 55.5; Chihuahua, 55.6, y Guanajuato, 55.7.

En sintonía con el tamaño de su población, el estado de México y el Distrito Federal constituyen los mercados de trabajo más grandes del país, con 5.9 y 3.9 millones de personas ocupadas, en ese orden, y representan en conjunto 22.6 por ciento del total nacional. Les siguen Jalisco, 2.9 millones; Veracruz de Ignacio de la Llave, 2.8 millones, y Puebla, 2.2 millones.

En el otro extremo, obedeciendo a su estructura poblacional, se encuentran las entidades con los menores tamaños de mercado laboral: Baja California Sur, 254 mil personas; Colima, 278 mil; Campeche, 340 mil; Aguascalientes, 423 mil; Nayarit, 424 mil, y Tlaxcala, 461 mil.

Por otra parte, los estados que durante el segundo trimestre de 2009 registraron los índices de desocupación más altos fueron Querétaro, 8.1 por ciento de la PEA; Coahuila de Zaragoza, 7.8; Aguascalientes, Chihuahua y Nuevo León, 7.2 cada una; estado de México, 7.1; Distrito Federal, 6.9, y Tamaulipas y Tlaxcala, 6.4 por ciento de manera individual.

En contraste, las entidades con las tasas más bajas en ese indicador fueron Guerrero, 1.6 por ciento; Chiapas, 1.9; Oaxaca, 2.3; Veracruz de Ignacio de la Llave, 2.7; Yucatán, 2.8; Campeche, 3.0; Morelos, 3.2; Nayarit, 3.4, y San Luis Potosí, 3.6.

Por otro lado, la población no económicamente activa, que agrupa a las personas que no participan en la actividad económica como ocupados ni desocupados, 33 millones de personas, 41.9 por ciento del total de la población de 14 años y más (PEA), integraba ese sector, del cual 27.1 millones se declararon no disponibles para laborar debido a que tienen que atender otras obligaciones o tenían interés pero se encuentran en un contexto que les impide hacerlo (tiene impedimentos físicos, obligaciones familiares o están en otras condiciones).

Por su parte, 5.9 millones se declararon disponibles para trabajar, pero no llevaron a cabo acciones al respecto, por lo que se constituyen en el sector que eventualmente puede participar en el mercado como desocupado u ocupado.

Mensaje de sta semana