viernes, mayo 08, 2009

El videoescándalo, el intento de desafuero y el fraude electoral, eslabones de una misma cadena, dice

Confirma el libro de Ahumada el complot en mi contra: AMLO

Detrás de todo esto están Salinas, Fernández de Cevallos, Fox, Claudio X. González y otros

Foto
Andrés Manuel López Obrador saluda a sus simpatizantes en Balancán, TabascoFoto La Jornada
Ciro Pérez Silva
Enviado

Balancán, Tab., 7 de mayo. El videoescándalo, el intento de desafuero y el fraude electoral, son tres eslabones de la misma cadena que confirma que hubo un complot para evitar que yo llegara a la Presidencia de la República, y que tiene como responsable a la mafia que ha intentado destruirme políticamente hablando, afirmó Andrés Manuel López Obrador al referirse a la reciente publicación del libro Derecho de réplica, de Carlos Ahumada.

El mejor antivirus para un país como México es la democracia, y ésta no podrá llegar si se permite que la oligarquía sea la que realmente ejerza el poder en la Presidencia, en las cámaras de Diputados y de Senadores, en el Instituto Federal Electoral, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la mayoría de los medios de comunicación y en partidos como el PRI y el PAN, como lo afirmé hace tres años, advirtió el tabasqueño.

Detrás de todo este entramado, insiste, se encuentran los mismos que impusieron a Felipe Calderón en Los Pinos: Carlos Salinas, Diego Fernández de Cevallos, Vicente Fox, Claudio X. González, Roberto Hernández, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, entre otros, y ahora aparece Enrique Peña Nieto, lo que es creíble porque fue el secretario de Finanzas de Arturo Montiel, quien tenía negocios con Ahumada.

Respecto de la versión del empresario argentino de que López Obrador pidió el apoyo de Ahumada para la candidatura de Raúl Ojeda Zubieta al gobierno de Tabasco, fue este último quien durante la gira del ex jefe de Gobierno por esta entidad respondió: Nunca hubo tal recomendación por parte de Andrés Manuel. Ahumada me apoyó con algunas camionetas y otras cosas que asumí en su momento, pero nunca hubo esa recomendación, subrayó.

En entrevista, López Obrador advirtió que los mexicanos deben ya quitarse las telarañas de la cabeza y derrotar a esa mafia a través de las urnas, de manera pacífica y en buena lid, para que no siga engañando a la gente, ya que de otra forma no hay posibilidad alguna de cambiar la vida pública de México.

Recordó que fue él, como jefe de Gobierno, quien inició un proceso en contra de Ahumada por la facturación de obras que no llevó a cabo y que, viéndose en peligro de ser sancionado, el empresario acudió al ex presidente Carlos Salinas de Gortari para ofrecerle unos videos con los que nos podría destruir.

Dijo también que, como lo menciona el empresario argentino, tanto detrás de los videos, como del proceso de desafuero y el robo de la Presidencia de la República, operó el mismo grupo que ha llevado al país a la situación de pobreza, inseguridad y desprestigio internacional en la que se encuentra hoy. El tiempo y la realidad nos han dado la razón; siempre dije que el responsable era Carlos Salinas y es creíble que haya negociado la libertad de su hermano, si recordamos que Gustavo Ponce fue subsecretario de la Contraloría en la época de Ernesto Zedillo, y fue el mismo Ponce quien presentó las pruebas que llevaron a Raúl Salinas a la cárcel.

Por ello, apuntó, es que Salinas le pidió a Ahumada que llevara a Ponce a Las Vegas, para que con ayuda del Cisen, a cargo de Eduardo Medina Mora, actual procurador general de la República, se le filmara. De igual forma, agregó, se destaca la intervención del entonces procurador Rafael Macedo de la Concha en lo que respecta al desafuero. Es la misma cosa, se trata de la oligarquía que controla al país, a la que no le importa el destino de México, dijo.

Tenemos que seguir adelante tercamente, porque la democracia lleva un tiempo de maduración, es un cuerpo de avance lento, pero de que va a llegar va a llegar a Balancán, a Tabasco y a México, porque en el país no hay un gobierno del pueblo para el pueblo sino esa oligarquía que es el gobierno al servicio de unos pocos; esa mafia es más peligrosa que la influenza.

Al continuar su gira de trabajo por Tabasco en apoyo a los candidatos del PRD a la Cámara de Diputados, López Obrador llamó a la población a no darle ni un solo voto al PRI ni al PAN, que son la misma cosa, y convocó a participar activamente en el proceso electoral para cambiar la vida pública del país, porque la lección que nos deja todo esto es que México no va a encontrar la salida mientras se mantenga dominando esta mafia, esto lo tenemos que tener claro los mexicanos.

López Obrador dijo que seguramente hay delitos que perseguir en lo que se refiere a la orquestación de la estrategia para el fraude electoral, así como la intervención directa del gobierno federal en el tema de los videoescándalos; lo importante, enfatizó, es que ese grupo que ha llevado a la bancarrota al país se haga a un lado y la forma de obligarlos es a través del voto.

Interrogado sobre la restricción para hacer campañas por la alerta sanitaria, exigió a las autoridades electorales que den paso a la normalidad: Ya basta de estarle metiendo miedo al pueblo, el virus que más afecta a México es (Felipe) Calderón, que nunca supo cómo enfrentar esta situación. Al preguntársele si procederá una sanción en su contra por los mítines que han tenido lugar durante su gira por Tabasco, respondió que seguramente, si se los ordena Manlio Fabio Beltrones, Carlos Salinas o Felipe Calderón; si no se los ordenan, no pasa nada, pero si se los ordenan, esos del IFE le dan la razón a estos personajes antes de que abran la boca.

El tabasqueño insistió en que es necesario que todo vuelva a la normalidad en el país en todos sentidos, pues ya le han hecho mucho daño a México con el tema de la influenza.

López Obrador visitó este jueves los municipios tabasqueños de Emiliano Zapata, Tenosique, Balancán, Jonuta y San Carlos (Macuspana); el viernes estará en Jalapa, Tacotalpan, Teapa, Playas del Rosario y Ocuitzapotlán, en el mismo estado.

_____________________________________________________________________________


Moral panista-Helguera
La crisis nuestra de cada día
Raúl Zibechi
Entre las personas de izquierda y los luchadores antisistémicos suele predominar la idea de que la crisis actual es una crisis de ellos, del capital y de los capitalistas, que tiene consecuencias dramáticas sobre el mundo del trabajo. Más difícil resulta aceptar que atravesamos, también, una crisis nuestra, de los modos y estrategias en que venimos comprendiendo el modo de dominación y las salidas posibles en un sentido emancipatorio.

Si nos apoyamos en una cierta lectura de Marx, podemos concluir que estamos ante una fenomomenal crisis de sobreproducción, ya que el capitalismo ha conseguido producir montañas de mercancías que no pueden ser adquiridas por la población, lo que sólo puede resolverse mediante la destrucción de las mercancías sobrantes y de los millones de puestos de trabajo que las producen. Este análisis pone en lugar destacado las leyes de la economía política, muy en particular la tendencia decreciente de la tasa de ganancia, como centro de gravitación del declive de la acumulación de capital.

Si nos apoyamos en la lectura de Marx, podemos concluir que la crisis en curso se debe a una insuficiente su-bordinación del trabajo al capital, lo que lleva a éste a huir hacia otros espacios geográficos y buscar nuevas formas de acumulación, como la que David Harvey ha bautizado acumulación por desposesión, que incluye la sobredimensión del sistema financiero y el conjunto de recetas neoliberales que se aplicaron al influjo del Consenso de Washington. Esta lectura destaca el papel de la lucha de clases, tanto en la gestación como en la resolución de las crisis, a la que se considera como llave maestra del orden (y del caos) social.

No se trata de optar por uno o por otro énfasis. Ambos atraviesan de modo contradictorio la obra de Marx. Sin embargo, entre economistas, políticos y militantes suele predominar la primera mirada, positivista digamos, que tiende a priorizar la crisis como algo esencialmente ajeno cuyas consecuencias pagamos los de abajo. Ante nosotros se están acumulando algunas evidencias que nos deberían llevar a navegar por aquella definición de Marx que sostiene que la historia de todas las sociedades es la historia de la lucha de clases.

En las semanas recientes algunos destacados funcionarios del gobierno estadunidense y directores de multinacionales aseguran que hay síntomas de que la crisis ha tocado fondo o está en vías de ser superada. Las bolsas se están recuperando lentamente, el consumo en algunos rubros muestra síntomas de reactivación y ciertos sectores de la producción estarían levantando nuevamente vuelo. Sin embargo, las quiebras continúan, los déficits se profundizan y, sobre todo, las tasas de de-socupación no paran de crecer. Un sector nada despreciable de los de arriba se muestra optimista, y ese solo dato resulta preocupante, ya que revela que lo que ellos entienden por salir de la crisis es muy diferente a lo que sienten y aspiran los de abajo.

La crisis actual es una excelente oportunidad para reforzar la subodinación del trabajo, como viene procurando la clase dominante desde la enorme crisis del fordismo y el taylorismo de la década de 60.

En este punto, y por doloroso que sea, debemos reconocer que a más de un año de instalada la crisis, no han existido reacciones importantes de los trabajadores. Aunque es posible y deseable que ello suceda, no hay indicios fuertes que indiquen que esa tendencia se vaya a modificar. Sin potentes y continuos movimientos y levantamientos, el capital puede dormir tranquilo y conducir la crisis de modo que refuerce el punto central de sus objetivos de clase: una mayor domesticación del trabajo.

Aquí caben dos apreciaciones. Por un lado, la larga experiencia sindical no ha servido para reforzar las tendencias obreras a superar el capitalismo y, por el contrario, ha profundizado la aspiración a integrarse al sistema del modo más favorable posible. La impresión dominante es que no se trata siquiera de cambiar equipos dirigentes, ya que es la propia forma sindicato la que muestra límites consistentes. En este sentido, la experiencia latinoamericana, donde ninguna de las ya importantes luchas contra el neoliberalismo ha sido protagonizada por el movimiento sindical, puede servir de orientación. Los trabajadores se han levantado bajo otras identidades (como vecinos, inmigrantes, pobres, desocupados…), pero el eje de sus luchas no ha girado en torno al lugar de trabajo sólidamente dominado por la patronal.

La segunda cuestión se relaciona con el Estado y la democracia representativa. El grueso de las luchas conducidas por las izquierdas se enfoncan a demandas hacia los estados o por ganar espacios mediante la participación en procesos electorales, como viene haciendo la izquierda revolucionaria francesa con grandes expectativas de acumular votos y cargos públicos para continuar la lucha en mejores condiciones.

Ambas lógicas, la sindical y la estatista, están inspiradas en la acumulación de fuerzas, un concepto simétrico al de acumulación de capital, que en la historia de las luchas de los oprimidos ha mostrado enormes limitaciones en el camino hacia la emancipación. Podrían ponerse muchos más ejemplos (el concepto de organización, el papel de la toma del poder estatal, la relación entre local y global, las transiciones, etcétera) que ilustran que la mentada crisis no sólo es de ellos, sino también nuestra, del conjunto de tesis, formas de comprender la sociedad y de las prácticas acuñadas desde la revolución francesa.

No hay un camino trazado para salir de este laberinto, en gran medida porque sabemos que es más fácil salir del error que de la confusión. Lo único seguro es que sólo un amplio y multifacético conjunto de levantamientos, rebeliones e insurrecciones, a escala local y global, pueden permitir encontrar caminos necesariamente nuevos para hacer de la crisis una vía de superación del capitalismo. Lo demás habrá que reaprenderlo, porque en tiempos de confusión sistémica se impone crear nuevas formas de acción.

________________________________________________________________________


Ahumada y sus cuates-Fisgón
Astillero

Apología del complot

Confesiones ahumadas

F.C.: Negligente de México

Julio Hernández López
Foto
Reproducción del video en el que se aprecia al empresario Carlos Ahumada entregando 45 mil dólares a René Bejarano en sus oficinas de avenida Revolución, el 21 de abril de 2003Foto cortesía de Televisa


Luego del fraude electoral de 2006 se volvió cínico deporte mediático satanizar las interpretaciones críticas de una realidad que mostraba sin duda los ingredientes de la conspiración y la confabulación para cerrar el paso a una opción reformista que aspiraba a gobernar el país. Con dejo altanero, los personajes autorizados por Gobernación y Los Pinos para ocupar los principales espacios de opinión (una baraja de cartas marcadas que se repite en una y otra tribuna mediática) habían instaurado el delito de pensamiento en cuanto se refiriera a las maniobras de adulteración de los comicios envenenados y a la conjunción de poderes establecida primero para descarrilar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador y luego para robarle el triunfo. Una palabra desataba en esos opinantes (los taquimecanógrafos electrónicos a los que ayer se aludía aquí) la burla embadurnada de menosprecio académico: complot. Sólo un discapacitado cultural, un analfabeta político, alguien dañado por el populismo intelectual podría utilizar tan infeccioso término.

Más he ahí que un personaje absolutamente desconfiable en cuanto a sus intenciones reales (¿despecho amoroso rosarino, venganza por el incumplimiento de pago de los 400 millones de pesos que quedaron en 35?) ha escrito por su propia voluntad, y ayudado por un grupo de periodistas con quienes se sintió animado a trabajar, una versión personal del intenso episodio que desató a partir de las videograbaciones, cuya entrega más impactante fue la correspondiente a René Bejarano, la mano derecha política del entonces jefe del gobierno capitalino.

Lo que Ahumada describe con todo detalle, más allá de lo que le mueva a hacerlo, es un absoluto complot en el que participaron el jefe de jefes del cartel nacional, Carlos Salinas de Gortari, y algunos de sus lugartenientes, como Diego Fernández de Cevallos, Santiago Creel, Eduardo Medina Mora, Rafael Macedo de la Concha, Elba Esther Gordillo (que luego se distanció del jefe para ejercer ella el título panalero de jefa), Manuel Andrade (gobernador, entonces, de Tabasco), Bernardo Gómez (vicepresidente de Televisa), el senador Televisión Azteca, Jorge Mendoza, y quien era joven promesa expresamente impulsada por su padrino Salinas, el entonces diputado federal Enrique Peña Nieto. El reporte doctoral de esos comprobados casos de influencias porcinas tuvo el ingrediente de la fiebre amarilla, con la participación tragicómica de la primera actriz Rosario Robles, que lo mismo voló a Londres y La Habana a entrevistarse con Salinas (cenas de parejas) que entró a la casa de éste en la ciudad de México como si de pudorosa dama ante un motel de paso se tratara, con lentes oscuros en plena noche, cubierta textilmente la cabeza y recostada en el asiento del vehículo automotor.

Ahumada, irónicamente, ha venido a comprobar las tesis del complot, y a recordar a todos la obviedad, en momentos en que crecen las evidencias del pésimo manejo del problema gripal, de que los grandes intereses, nacionales y trasnacionales, de manera natural llegan a acuerdos y planean acciones para defender sus posiciones de poder, sus negocios y ganancias, es decir, sus opciones de continuidad privilegiada. Claro que en ese tinglado de perversidades tienen su lugar los opinantes y comentaristas que, entre otras tareas asignadas, tienen la de tratar de convencer a los ciudadanos de que la política es una práctica de reglas respetadas (en la democracia, un voto hace la diferencia, es una de las frases machaconas) y de ríspido pero sano concurso de puntos de vista y opciones, sin conjuras ahumadas. Y, sin embargo, fueron complot (el uso de los citados videos y el manejo de las elecciones de 2006).

Astillas

El historiador Gerardo Renique (profesor asociado de la City University of New York) escribe: “En efecto, la persecución antichina de los años 1930 es un evento conveniente ‘olvidado’ por la historia mexicana. Estas acciones, y el movimiento antichino que las sostuvieron, fueron sin embargo fundamentales en la constitución del partido oficial de la ‘revolución mexicana’, bajo la conducción de Calles. Más aún, la organización misma de este movimiento (...) constituyó el punto de partida de las tecnologías de control de masas, mediante las cuales el Estado post-revolucionario capturó las lealtades y apoyo del pueblo mexicano”. El trabajo de Renique, sobre Región, raza y nación en el antichinismo sonorense, puede leerse en www.astillero.tv, al igual que el texto de Manuel González Oropeza antes citado aquí.

El profesor Jorge Guerrero vio en televisión la llegada de mexicanos traídos de China y reparó en que la esposa de Calderón se presentó en la escalerilla del avión sin su cubrebocas, y también es de notar que la gran mayoría de los pasajeros pasaban frente a ella sin siquiera voltear a mirarla, y que incluso, en su afán de robar cámara, Margarita Zavala quizo acercarse a acariciar a una niña que siguió impertérrita su descenso.

Un lector poblano reporta y pregunta: “El martes pasado, en el municipio de Libres, en el estado de Puebla, el nuevo arzobispo encabezó una misa multitudinaria, violentando todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. ¿Será que nuestro góber precioso aplicará el mismo protocolo que el IFE en Tabasco para sancionar a López Obrador?”.

Y, mientras Newsweek en español habla de La negligencia de México, y relata cómo las tempranas evidencias de la existencia de virus peligrosos fueron desatendidas porque en Los Pinos sólo importaban los preparativos de la recepción de Barack Obama, ¡feliz fin de semana, con la novedad de que La Jornada San Luis, dizque dirigida por el autor de los presentes teclazos, dejará de circular sábados y domingos, como una necesaria medida de ahorro que ayude a la gatuna publicación potosina (poseedora de más de siete vidas) a tratar de salvar las dificultades económicas y profesionales de un periódico que durante más de diez años pudo salir diariamente, sin excepción, pero que ahora necesita un repliegue táctico!

Luis Javier Garrido

La decisión del gobierno de facto de Felipe Calderón de imponer a México el jueves 23 de abril una alerta sanitaria exagerada frente a la aparición del que en su origen se llamó virus de influenza porcina, no ayudó mayormente a proteger la salud de los mexicanos, y luego de dos semanas la demagogia oficial ha entrañado graves consecuencias para el país, por lo que ante la inconformidad de diversos sectores el gobierno ha tenido que dar marcha atrás en su iniciativa.

1. El retorno a la normalidad de la vida colectiva fue decretado el lunes 4, echándose atrás luego de varios días de cuestionamiento sobre las cifras de las víctimas (el jueves 27 eran 149 muertos y ayer sólo 29), el carácter del virus, que se decía incurable y más tarde se reconoció que se cura, la inutilidad de las medidas de control social, y los estragos que las acciones del gobierno generaron a la vida económica.

2. Los hechos son más claros a las dos semanas de haber decretado el gobierno de facto su alerta y ahora se conoce que manipuló las cifras y trató de engañar. Nada ejemplifica mejor lo acontecido que el patético espectáculo que dio Calderón el miércoles 6 injuriando a los gobiernos de varios países porque tomaron en serio las informaciones demagógicas que virtió sobre el que se rebautizó como virus A/H1N1 o de la influenza humana y que en otros países llaman ya el mexican flu.

3. Luego de la alerta emitida, antes que brindar a la población el apoyo de la infraestructura médica del Estado, que se halla en extremo disminuida al seguir los panistas desmantelando al IMSS y al ISSSTE, el gobierno de facto lanzó una campaña para atemorizar a los mexicanos exigiéndoles con lógica neoliberal que se cuidaran ellos mismos, usando un tapabocas que nada más servía para generar una imagen visual, con una campaña de terror pocas veces vista, al grado de que un buen número de especialistas se empezaron a interrogar si lo que estaban buscando Calderón y sus amigos con el pretexto del virus no era un objetivo político.

4. El señalamiento más grave hecho a Felipe Calderón en estos días no es, por consiguiente, el de la ausencia de una política sanitaria y de salud en su gobierno, el de la inexistencia de un sistema de prevención en materia de salud o el del abandono a que está llevando a la investigación científica, y ni siquiera el de su ineptitud ante la situación que él generó, sino el derivado del origen de su propia iniciativa: de lo desproporcionado de las medidas impuestas frente a la naturaleza de un mal que nunca fue una epidemia, ni mucho menos una pandemia, como pretendieron él y sus colaboradores, enredados en la manipulación de las cifras y en el ocultamiento de la información, lo que evidenció muy pronto para muchos que se trataba de un plan premeditado con finalidades políticas ante la coyuntura electoral, aflorando así una posible responsabilidad política y jurídica de Calderón y de varios de sus colaboradores.

5. La supuesta influenza porcina no desnudó al país, sino al régimen y sus manipulaciones. El diagnóstico equivocado del gobierno espurio ante el problema y las erróneas políticas que impuso habrían sido consecuencia, según sus defensores, de la información equivocada entregada por las instancias de salud, y no de la mala fe, como se empeñaron en decir los comentaristas de Televisa en Tercer Grado el miércoles 6, pero las evidencias van en otra dirección: la campaña desmesurada de amedrentamiento, según se ha señalado, fue urdida por el enviado del Partido Popular español, Antonio Solá, gurú de Calderón, y su objetivo habría sido doble: a) fabricarle una imagen de autoridad al gobierno panista para justificar con base en encuestas el fraude electoral en julio, y b) llevar a cabo un ensayo de control de la población en términos totalitarios.

6. El decreto de Calderón para darse un marco seudojurídico a fin de enfrentar la situación, publicado en el Diario Oficial el 25 de abril (pp. 2-4), da pistas de lo que buscaba el gobierno espurio en estos días, pues no sólo no hubiera servido para combatir una epidemia de haber ésta existido, sino que es anticonstitucional y no hizo más que mostrar el talante fascistoide de los panistas. Fundándose en el hecho de que la Constitución prevé que la autoridad sanitaria será ejecutiva para dictar medidas preventivas, ante lo que llamó en esa fecha un nuevo tipo de virus, que se habría propagado en la ciudad de México y sus alrededores causando al menos 20 muertos, y que afirmaba no es el habitual de la influenza estacional, sino mutante de un virus que tiene origen porcino, Calderón se otorgó la facultad de violar domicilios, de cancelar el derecho de reunión y de suspender de hecho otras garantías individuales, sin obedecer al principio del 29 constitucional de que esto no puede hacerse, sino mediante una ley votada por el Congreso.

7. El gobierno espurio pretendió enfrentar la situación mostrándose como un poder eficiente, pero Calderón y sus amigos se equivocaron desde un principio, cometiendo todo tipo de torpezas que los exhibieron como un grupúsculo reaccionario e improvisado que buscaba manipular los datos con propósitos políticos, tratando de aparecer como los salvadores del pueblo sin darse cuenta de que estaban atropellando derechos y ocultando la información. El carácter absurdo de las medidas tomadas, que contrastaba con la respuesta de los demás países con casos similares, no hizo sino evidenciarlos más.

8. La medida de suprimir las actividades públicas, desde espectáculos hasta restaurantes, aunada a la exigencia a todos de desconfiar de los demás como supuestos portadores de un virus mortífero y de encerrarse, obligó a los mexicanos a enclaustrarse cautivos del duopolio televisivo que se erigió, en fin, una vez más, como el verdadero poder, portador de la verdad.

9. El daño hecho a México por Felipe Calderón, cualquiera que haya sido la maquinación tras la decisión, es gravísimo y no se podrá reparar distribuyendo 27 mil millones de pesos del erario como estímulos a los empresarios o como embute electoral a los trabajadores. La crisis económica que se ha agravado, el desastre en la porcicultura (que ha perdido 2 mil millones) y en la industria turística, el destino de los mexicanos en el exterior, la credibilidad de México en el mundo y el empobrecimiento de las mayorías son el resultado de toda esta serie de acciones perversas del gobierno que no puede quedar impune.

10. En una democracia se haría una investigación rápida y eficaz sobre las responsabilidades oficiales en tan turbio asunto, pero aquí existe el riesgo de que el episodio no quede más que como un precedente de que la extrema derecha hecha gobierno puede manipular impunemente al pueblo.

La pregunta dio origen a Hijo de... Bush, de Oliver Stone, que se estrena hoy en el país

¿Cómo un ex alcohólico fracasado llegó a ser líder de la mayor potencia mundial?

No es una cinta política, sino un drama en tres actos, señaló el cineasta estadunidense

Foto
El actor James Cronwell representa a Bush padre en la cinta de Oliver Stone
Juan José Olivares

El cineasta estadunidense Oliver Stone insiste en que el orbe no olvide a una de las figuras más odiadas de la historia mundial: George W. Bush.

Este viernes, con 60 copias, llega a las recién reabiertas salas de México su último largometraje de ficción, Hijo de… Bush, que describe al ex presidente de Estados Unidos como ex alcohólico y fracasado, hasta los 40 años, cuando da un vuelco a su vida y entra a la política, que primero lo llevó a la gobernatura de Texas y luego a la Casa Blanca, hasta que invadió Irak.

Hijo de… Bush no es una cinta política, sólo es un drama en tres actos. Mi intención era saber quién es este hombre, de dónde vino y el daño que hizo. Si tuviéramos que compararlo con algún emperador romano, diría que es Nerón y que le faltó incendiar Irán, Corea y Venezuela, comentó el realizador en entrevista con La Jornada, a propósito de la presentación de esta cinta en el festival de Salónica, en Grecia (20/11/08).

Stone, director de películas como Pelotón, Nacido el 4 de julio, The Doors, JFK, Nixon, Alexander y World Trade Center, así como de documentales, entre ellos Comandante y Buscando a Fidel, sobre el líder cubano, realizó esta cinta en torno a la interrogante: “¿Cómo pudo un ex alcohólico, converso reciente, improbable postulante al cargo al que llegó, pasar de ser la oveja negra de su respetable familia a líder de la mayor potencia mundial?

Todos sabemos que es un idiota, pero con poder, y no pudimos hacer nada al respecto, lo que lo hace un gran personaje melodramático que no puede conseguir lo que quiere; ése es el punto: es un inconforme. Su violencia radicó en querer controlar a la gente, con lo que sólo ganó resentimiento, con todo y sus cualidades de vaquero, como John Wayne, sólo que éste no tiró miles de bombas en Irak, dijo el director en aquella charla.

Activista desde otro ángulo

Oliver Stone, ex combatiente de Vietnam, cuyos filmes se enfocan en cuestiones políticas (actualmente está en el proceso de producción de un documental sobre el surgimiento de políticos de izquierda en Sudamérica, con especial atención en Hugo Chávez y Evo Morales), aseguró que sobre Bush se podrán hacer dos o tres documentales o cuatro ficciones, pero no podíamos reducir la historia al tema político. Por eso se centra en personajes como el padre, la madre y la esposa; en Condoleezza Rice y Colin Powell, todos fundamentales en su historia, y que vivieron en un país al que podríamos llamar la Tierra Maravillosa, con un poder que ni siquiera imaginamos.

El guionista y director comenta en las notas de producción que “un primer acto sería el germen del hombre actual: joven, rebelde; un fracaso en todo lo que emprendió, hasta los 40 años; luego dio un giro a su vida.

El segundo acto tiene que ver con su conversión al evangelismo, su drástico cambio de hábitos y la adquisición de una fuerza de voluntad férrea. Primero fue propietario de un equipo de beisbol y luego gobernador de Texas por dos periodos; durante este tiempo proyectó una imagen bipartidista. El tercer y decisivo acto es su Presidencia.

Stone, quien ha recibido 11 nominaciones para los premios Óscar como guionista, director y productor (ha ganado tres premios de la Academia: por el guión de El expreso de medianoche, y como director por Nacido el cuatro de julio y Pelotón), no contó con el apoyo de los grandes estudios para la realización del filme.

Hijo de... Bush se rodó en Shreveport, Louisiana, durante nueve semanas, en la primavera de 2008, y cuenta con las actuaciones de Josh Brolin, James Cronwell, Ellen Burstyn, Elizabeth Banks, Toby Jones, Thandie Newton, Scott Glenn, Richard Dreyfuss, Jeffrey Wright, Stacey Keach y Jesse Bradford.

_____________________________________

Mientras dormías: la influenza como pantalla

http://www.radiosupercali.com/index1_archivos/fotoprincipal.jpg

Si usted, estimado lector, es de los que ha vivido los últimos siete días temeroso de contagiarse de la influenza porcina, y ha seguido puntualmente las indicaciones que las "autoridades" han difundido a todas horas por radio y televisión, lo felicito. Le garantizo que no va a morir víctima de tan terrible y mortal virus, aunque el tapabocas que no se ha quitado desde el pasado viernes no sirva en realidad de nada, de acuerdo con los propios funcionarios de Salud.


Más debería preocuparle, amigo lector, todo lo demás que ha ocurrido en estos días, de lo cual es probable que ni siquiera se haya enterado porque prensa y medios electrónicos se han encargado de saturarnos con noticias sobre la pandemia que oportunamente viene a tapar otros asuntos que a algunos no les conviene que usted sepa.

¿Tiene idea, generoso lector, de lo que sucede a su alrededor mientras usted anda ocupado y preocupado por un virus tan mortal que lleva ya en su cuenta decenas de víctimas que nadie ha visto? ¿Tan mortal que de los muertos por la epidemia no queda nada, ni sus nombres y apellidos? Pues como un servicio social de esta columna siempre preocupada por sus lectores, le tengo un breve recuento de lo ocurrido en México mientras usted dormía; sí, dormía aletargado por los graznidos histéricos de López Dóriga y Alatorre, a quienes sí habría que ponerles un cubrebocas o mejor aun, un bozal.

Mientras usted dormía:

1) En Campeche se aprobó una ley antiaborto.- Los mochos y reaccionarios no se amilanan ante un pinche virusito pedorrón como ese de la influenza... Aunque los diputados locales perredistas habían propuesto un foro para analizar el tema, el priísta Humberto Castro, presidente del congreso campechano Y miembro de los Caballeros de Colón, se opuso a ello y sometió la iniciativa al pleno. La mayoría PRI-PAN aprobó sin más la ley. Pero oiga, ¿ya se puso el cubrebocas?

2) Se duplicó la deuda externa de México.- ¿Recuerda usted el comercial de campaña panista que nos advertía del "peligro para México"? Decían que con López Obrador en la presidencia habría DEUDA (uyyyy, qué miedo!) y que los mexicanos podríamos "perderlo todo". El sábado 25 de un plumazo Agustín Carstens endeudó a México por 1,500 millones de dólares, que se suman a los 45 mil millones de billetes verdes que este "gobierno" de las "manos limpias" ha acumulado en deuda. De este modo, lector amigo, cada peso que usted, sus hijos y sus nietos ganen durante toda su vida, ya lo debe. Igualito que el ROBAPROA, pero más grande. Bueno, sí, pero, ¿seguro que no ha tosido ni estornudado el día de hoy?

3) La violencia del narco siguió como si nada.- ¿A poco usted pensaba que los zetas estaban en sus casas de seguridad, cubiertos con tapabocas y viendo las noticias de López Dróguira, preocupadísimos por esta pandemia? Pues déjeme decirle que al parecer no: siguieron las ejecuciones y asesinatos en el país, en esta guerra pendeja en que el enano nos metió a todos sin consultar con nadie, guerra que ya se da por perdida y que sólo sirvió de pretexto para los abusos militares que nadie castiga porque a nadie en el "gobierno" le interesa. Tan inútil ha sido esta "cruzada contra el crimen" que César Gaviria, expresidente colombiano y expresidente de la OEA, ya de plano le manda decir a Fecal que utilizar al ejército para el combate al narco no sirve de nada. ¿Se enteró usted de eso? ¿No? Pero al menos sí fue a la farmacia a surtirse de antibióticos y antigripales, ¿verdad?

4) Se decretó un estado de excepción y la suspensión de garantías individuales.- Como a esta pandemia hay que pararla "a cualquier costo" según Calderón (haiga sido como haiga sido), ¿por qué va uno a reparar en minucias como la democracia, los derechos humanos, el orden constitucional y esas zarandajas? No, señores: el virus es un Peligro para México. Por eso, el supremo "gobierno" decretó que cualquier "autoridad" de Salud (no precisó si apoyada por soldados o policías) puede entrar al domicilio que se le pegue la gana, ante la simple sospecha de que dentro del mismo haya infectados de gripe porcina. De modo amigo lector, que si su vecino le cae gordo, o no le ha pagado ese dinero que le debe desde hace un mes y quiere darle un escarmiento, la solución es sencilla: llame a la clínica de salubridad más cercana y denuncie (de manera anónima, claro) que en esa casa hay un enfermo de influenza. En cuestión de minutos usted podrá comprobar que el estado policiaco ¡funciona!, y que la "dictadura sanitaria" (bendita sea!) es una realidad.

5) Se le echó tierra al escándalo de la Lotería Nacional.- ¿No me diga, amable lector, que usted todavía se acuerda que no hace más de dos semanas se destapó la cloaca de la corrupción panista en Campeche? ¿Por qué sigue pensando en eso? ¿No le da miedo contagiarse de influenza? ¡Enciérrese en su casa a piedra y lodo y no hable con nadie! Viendo los consejos de salud de Dróguira y Loret de Muela, es poco probable que usted se entere de que el candidato panista a gobernador de Campeche, Mario Avila Lizárraga, ratificó como su coordinador de campaña a Jorge Luis Lavalle, el mismo que estuvo involucrado en el intento de soborno de la Lotería Nacional al grupo Megamedia, editora del Diario de Yucatán. Pero con el virus maldito queriendo robarnos la salud, eso ¿a quién le importa?

6) Cayó la Bolsa y se devaluó (más) el peso.- Ni la llegada de Luis Téllez, el Señor de los Celulares, a la Bolsa Mexicana de Valores pudo evitar que en estos últimos días el Índice de Precios y Cotizaciones cayera 3.3%. Pero eso no es todo. Para vergüenza de ciertos imbéciles aspiracionales que se llenaron el hocico pronosticando un tipo de cambio de 11 pesos por dólar "o me como un sapo vivo", el billete verde ya anda otra vez por arriba de los 14 pesitos, una devaluación de 40% en lo que va del "gobierno" del Hitlercito región 4. Para acabarla de chingar, el INEGI reporta que en febrero la economía se desplomó más de 10%. En pleno "gobierno" del "presidente del empleo", ¿cómo la ve, lector? Claro, lo anterior no importa cuando lo realmente prioritario es conseguir más cubrebocas, ¿no lo cree usted?

7) Y finalmente, lector amigo, el anuncio tan esperado por algunos panistas que ya no veían lo duro sino lo tupido rumbo a las elecciones de julio próximo: el Senado anuncia que está "valorando" si existen condiciones para realizar esta elección. ¡Tómala! ¿Alguien negaba que el PAN pudiera ser capaz de violentar el estado de derecho y establecer un régimen de facto en este país? Pues estamos a punto. De "aplazar" o de plano suspender las elecciones "por la contingencia epidemiológica" a hacerlo por cualquier otra razón que se le ocurra al Pelele, no hay nada de distancia. Hoy los jilgueros celebran la llegada de la "dictadura sanitaria". Mañana quizá lo hagan con la "dictadura de seguridad" o la "dictadura educativa". Terminarán haciéndolo con la dictadura a secas. El PAN era, es y seguirá siendo el verdadero peligro para México. Pero no cree usted, lector, que eso es pecata minuta ante la gravísima crisis de salud pública que vivimos? Ah, ¿no? Pues vaya traidor poco solidario...

En resumen, amigo lector: como puede ver, mientras usted dormía, se lo durmieron y como siempre, los que sacaron mayor provecho de esta situación son aquellos a quienes usted y su salud les valen madre y solamente lo usan cada que hay elecciones. Si la elección de julio llegara a realizarse (es decir, si el PAN-fascismo no lograra su cometido) es imperativo ponerle un alto a estos terroristas biológicos que, con el pretexto de una enfermedad real, pero inflada al máximo, no han hecho otra cosa en estos días que seguir saqueando al país y llevándonos al despeñadero. La Peste Azul, como ya se le llama a este episodio, debe ser exterminada.
__________________________________________________________________________
http://3.bp.blogspot.com/_v0ETZpJNiyc/SJ9S1wH-a_I/AAAAAAAAAS8/wIdd8Z6gh8M/s320/calderon-odio.jpg
El Presidente Felipe Calderón va a un colegio de primaria para hablar sobre la guerra contra el crimen organizado. Después de hablar, les dice a los niños que le pregunten lo que quieran.
Un niño levanta la mano, y Calderón le pregunta:
-¿Cómo te llamas, niño?.
-PEPITO.-
¿Y cuál es tu pregunta, PEPITO?
-Tengo 3 preguntas. Primero:
¿Por qué México inició una lucha contra los narcos sin estar preparado?
Segundo: ¿Por qué es usted presidente si López Obrador dice que tuvo más votos?
Y tercero: ¿Qué pasó con El Chapo Guzmán,?
Justo entonces suena la sirena del recreo. Calderón les dice a los niños que continuarán después.
Cuando acaba el recreo, Calderón pregunta:
-¿Por dónde íbamos? ¡Ah!, es verdad, el turno de preguntas. ¿Alguien quiere preguntarme algo?
Otro niño levanta la mano.
El Presidente le señala y le pregunta:
¿Cómo te llamas, niño?
-JUANITO.-
¿Y cuál es tu pregunta, JUANITO?
-Tengo 5 preguntas.
Primero: ¿Por qué México inició una lucha contra los narcos sin estar preparado?
Segundo: ¿Por qué es usted presidente si López Obrador dice que tuvo más votos?
Tercero: ¿Qué pasó con El Chapo Guzmán?
Cuarta: ¿Por qué la sirena del recreo sonó 20 minutos antes?
Y
Quinta: ¿¿¿dónde está PEPITO???

Mensaje de sta semana